Los planes de Iglesias tras los Presupuestos

El vicepresidente segundo quiere afianzar al Gobierno sin necesidad del apoyo de Cs

La relaciones con ERC, PNV y EH Bildu resultan clave en la estrategia del líder morado

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados

El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en el Congreso de los Diputados / EMILIO NARANJO (EFE)

Se lee en minutos

A principios de julio, con la elaboración de los Presupuestos cogiendo forma, en las filas de Unidas Podemos empezaron los recelos por los gestos de entendimiento entre PSOE y Cs. Su apuesta era, desde el principio, reeditar la mayoría de la investidura y sacar a Inés Arrimadas de la ecuación. Ahora, con las cuentas públicas a punto de ser aprobadas sin el apoyo de los naranjas, Pablo Iglesias parece respirar más tranquilo. Sin embargo, los planes a medio plazo del vicepresidente segundo pasan ahora por consolidar la relación con ERCPNV y EH Bildu para desactivar a Cs durante el resto de la legislatura.

La geometría variable, el llamar a una u otra puerta dependiendo de la situación para ir sacando adelante la labor legislativa, no resulta viable para los morados después de que Arrimadas rechazara el pasado jueves la "vía radical" escogida por Pedro Sánchez para aprobar los Presupuestos. "La única estabilidad posible para este Gobierno es la que pueden dar los socios de gobierno de investidura", sentenció el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique.

"La mayoría [de la investidura] permite afrontar los retos que tiene España en el futuro"

Pablo Echenique

Portavoz de Unidas Podemos en el Congreso

No obstante, el Ejecutivo de coalición no cuenta con el apoyo perpetuo de ERC, PNV, EH Bildu o Más País. La propia negociación de las cuentas públicas ha demostrado que para que exista una mayoría parlamentaria resulta necesario negociar y todo parece indicar que durante los próximos años esta será la dinámica a seguir. Por tanto, en la vicepresidencia segunda consideran imprescindible mimar a los socios de la investidura para garantizar que la legislatura sale adelante hasta el 2023.

Mayor comunicación

El líder de Unidas Podemos quiere abrir nuevas vías de comunicación con los socios de la investidura para garantizar la estabilidad

Con el 'sí' a los Presupuestos de ERC, EH Bildu y el PNV sobre la mesa, la intención de Iglesias es dar un paso más y llevar las alianzas al siguiente nivel. En el sector morado del Gobierno apuntan a la necesidad de que los partidos que hicieron posible la formación del Gobierno bicolor se sientan ahora más protagonistas del día a día del Ejecutivo. La forma de lograrlo, según los planes de la vicepresidencia segunda es aumentar los canales de información con estos partidos para que las iniciativas presentadas por socialistas y morados cuenten ya con su aval previo y una garantía de que van a ser aprobadas.

Te puede interesar

Entre los mecanismos para reforzar esta relación, los morados consideran necesario crear fórmulas de colaboración real que dejen clara su voluntad de diálogo permanente. A este respecto, revelan que un buen método para garantizar la estabilidad del Gobierno podría ser avanzar información a sus socios sobre su acción legislativa para recibir sus aportaciones y negociar la posibilidad de incluirlas antes de hacer pública cualquier iniciativa.

En la vicepresidencia segunda consideran que haciendo partícipes a estas formaciones de una pequeña parte del Gobierno, socialistas y morados gozarían de una mayor solidez para llevar a cabo el acuerdo programático que firmaron Sánchez e Iglesias hace un año y se enfrentarían a menos sorpresas. Un ejemplo de lo que pretenden evitar serían las discusiones públicas originadas por la prórroga de seis meses del estado de alarma o la polémica surgida en torno al decreto ley sobre los remanentes de los ayuntamientos, la única votación que ha perdido el Ejecutivo hasta el momento.