RESPUESTA TRAS LOS ÚLTIMOS ROCES

Sánchez e Iglesias intentan rebajar la tensión interna del Gobierno

El presidente recuerda que este es el primer Ejecutivo de coalición en 80 años en España y hace falta rodaje

El vicepresidente segundo asegura que los roces los soluciona con Sánchez con "ironía y sentido del humor"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, saludan al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, durante la recepción en el patio de honor del palacio de la Almudaina, donde se celebró este 25 de noviembre la XIX Cumbre bilateral España-Italia. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el primer ministro italiano, Giuseppe Conte, saludan al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, durante la recepción en el patio de honor del palacio de la Almudaina, donde se celebró este 25 de noviembre la XIX Cumbre bilateral España-Italia.  / CHEMA MOYA (EFE)

Se lee en minutos

Las últimas semanas en el Ejecutivo han resultado complejas. Los roces entre PSOE y Unidas Podemos han saltado a la palestra día sí y día también. Una relación que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez llaman a naturalizar. "Hay que desdramatizar que en un Gobierno de coalición haya diferencias y tensiones internas", afirma el vicepresidente segundo y líder de los morados señalando que las fricciones no son más que fruto de las "ideas e intereses distintos" de cada uno de los partidos. "La experiencia es la madre de la ciencia", apunta por su parte el jefe del Ejecutivo. O sea, que este es el primer Ejecutivo de coalición y hay que avanzar aprendiendo. 

Las dos declaraciones son de este mismo jueves. La primera, de la mañana, de la entrevista concedida por Iglesias al diario italiano 'La Stampa', coincidiendo con la XIX Cumbre Hispano-Italiana celebrada este 25 de noviembre en Palma, en la que él mismo participó. Iglesias reconoce que hay "tensiones" en el Consejo de Ministros bicolor porque representan "cosas distintas". "Nosotros, por ejemplo, estamos en contacto con las asociaciones de inquilinos y ellos con las de los propietarios. Los objetivos pueden ser diferentes. Pero esto es parte de los gobiernos de coalición", insiste en la entrevista, pocas semanas después de que exigieran a los socialistas comprometer a legislar para prohibir la subida de los alquileres en ciudades con zonas tensionadas. 

"En España es difícil entender qué es un Gobierno de coalición. Es normal que haya diferencias y tensiones internas"

Pablo Iglesias

Vicepresidente segundo del Gobierno

"Nosotros en este campo tenemos mucho que aprender de Italia. En España es difícil entender qué es un Gobierno de coalición. Es normal que haya diferencias y tensiones internas, porque las partes tienen ideas e intereses diferentes. Esto es natural y está interiorizado en vuestro caso", le dice al periodista del rotativo italiano. 

Iglesias también explica que los encontronazos entre ministros socialistas y morados los resuelve a puerta cerrada con el presidente del Gobierno: "Si un ministro del PSOE dice algo negativo de Unidas Podemos, y alguien de los nuestros le responde, lo veo con Pedro Sánchez, sin dramatizar, con ironía y sentido del humor". Una situación que se produjo la semana pasada cuando la ministra de Defensa, Margarita Robles —independiente, pero de cuota del PSOE— afeó el protagonismo que buscaba el vicepresidente segundo, y la secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra, de Unidas Podemos, le respondió que su actitud "hacía daño al Gobierno". Además, llamó a Robles "la ministra favorita de los poderes que quieren que gobierne el PP con Vox". 

En su entrevista con 'La Stampa', el líder morado ahonda en su relación con Sánchez. "Hay confianza mutua", asegura Iglesias tras señalar que "a veces se encuentra una síntesis" en sus discusiones y otras veces se ve obligado a "rendirse" porque son "el accionariado minoritario". "Otras veces él se rinde. Es política", continúa.

Sánchez, desde Palma y al término de la cumbre bilateral España-Italia, también buscó no profundizar en las tensiones de los socios. Iglesias se había desplazado a la capital balear para participar en el cónclave, en el palacio de la Almudaina, y estaba presente en la comparecencia del presidente y del 'premier' italiano, Giuseppe Conte. El líder socialista incidió en que a fin de cuentas este es el primer Gabinete bicolor en España en 80 años y evocó entonces las palabras del Quijote para aplicarlas a lo que ocurre en su Ejecutivo: "Decía que la experiencia es la madre de la ciencia, también de la ciencia de los gobiernos de coalición". 

"Decía el Quijote que la experiencia es la madre de la ciencia, también de la ciencia de los gobiernos de coalición"

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno

El presidente llamó a continuación a trabajar "con humildad, a aprender y a ser conscientes de que el Gobierno tiene que avanzar". Enseguida puso en valor que el Ejecutivo está ya próximo a aprobar unos nuevos Presupuestos con los que dejar atrás las cuentas impulsadas por Cristóbal Montoro en 2018. Unos PGE aprobados por una "mayoría parlamentaria muy amplia y plural", el fruto de una experiencia de "diálogo interno" de los dos partidos que sostienen la coalición y que tienen como objetivo "avanzar". 

"Ajustes continuos"

Por su parte, Conte, interpelado por los periodistas, insistió en que él no tiene "consejos que dar". "Solo tengo que aprender, no tengo nada que enseñar", alegó el primer ministro, quien recordó que en realidad solo lleva dos años en la política activa. Sí que las coaliciones, dijo, son una tradición en Italia y, según su experiencia, no son tan diferentes a la lógica de un Ejecutivo de coalición, donde hay diferentes posturas y de ver las situaciones. Lo importante, remachó, es la capacidad de ver el "interés general" en un debate. 

Tras la cumbre hispano-italiana, los periodistas pudieron charlar de manera informal con Iglesias en Palma. En su conversación, apuntó que el Gobierno de coalición sale reforzado con los Presupuestos, por sus pactos con distintas fuerzas, y con el horizonte de la vacuna frente al covid. Y restó importancia a las fricciones con el socio mayoritario. El Ejecutivo marcha bien, dijo, informa EFE. 

Calvo niega la "polémica" por el decreto que primero excluía a Iglesias del control de los fondos europeos

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, al término de un acto por el Día de la Violencia contra la Mujer en Ferraz, en Madrid, también quitó hierro a las tensiones dentro del Gobierno. "No ha habido ninguna polémica", respondió cuando se le preguntó por el último roce entre los socios, en este caso por la exclusión de Iglesias en la Comisión para la Recuperación encargada del control de los fondos europeos. Tras el "enfado" del vicepresidente segundo, Sánchez accedió a incluirle a él y a todos los ministros

"Primero estaban los ministerios económicos y después el presidente ha considerado que para una mejor coordinación estemos todos. Y en este sentido pues [estarán] la Vicepresidencia Segunda y la Primera [ella misma], que tampoco estaba", explicó. Por tanto, no hay pelea, dijo, sino "ajustes continuos y constantes" en el seno del Gabinete. Palabra esta, "ajustes", que ella misma utilizó en la entrevista con EL PERIÓDICO publicada el pasado fin de semana. "Simplemente se habla de borradores y de trabajos internos en los que luego se producen modificaciones, pero no ha habido ningún tipo de polémica, no hay más". Lo importante, rubricó, es el contenido del real decreto ley, que aprobará el Consejo de Ministros, previsiblemente, el mes próximo.

Te puede interesar

Iglesias, en la capital balear, relató que le sorprendió la noticia conocida este martes, porque desde el verano ya tenía hablado con Sánchez que formaría parte de la confusión, así que se debió a una confusión, alegó, que no estuviera integrado en ella en el documento que circuló por los medios. 

En la misma línea conciliadora que Sánchez y Calvo se expresó este miércoles el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que apuntó en la SER que las "tensiones" entre ambos partidos se encaran "de manera muy civilizada". "Tengo claro que hay una acción y un solo Gobierno, esa es la manera en que allí lo vivimos", insistió.