dictadura

El Gobierno estudia reclamar a la Fundación Franco más de 30.000 documentos

Reportaje mausoleo del cementerio de Mingorrubio  donde están enterrados los restos del dictador Francisco Franco después de  su traslado hace un año desde el Valle de los Caidos.  

Reportaje mausoleo del cementerio de Mingorrubio  donde están enterrados los restos del dictador Francisco Franco después de  su traslado hace un año desde el Valle de los Caidos.   / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

Europa Press

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Antonio Montilla, ha confirmado este miércoles que el Gobierno está estudiando la posibilidad de reclamar los documentos que mantiene la Fundación Nacional Francisco Franco sobre la dictadura, pero ha avisado que esta solicitud se haría en el marco de la ley de Memoria Democrática. Así lo ha dado a conocer Montilla durante su comparecencia en la Comisión Constitucional tras una pregunta del senador de Compromís Carles Mulet. En este sentido, el secretario de Estado ha explicado que son los Ministerios de Cultura y Deporte y el de Presidencia los encargados de estudiar esta posibilidad.

En el caso de conseguirse estos documentos, tal y como está estudiando el Gobierno, se integrarían en el centro documental de la memoria histórica, según se recoge en el proyecto de ley de Memoria Democrática que ha puesto en marcha el Ejecutivo.

Te puede interesar

Montilla ha precisado que el Gobierno posee una copia digital de los documentos que tiene en su poder la Fundación Nacional Francisco Franco y que se ha realizado por el Ministerio de Cultura a partir de los documentos microfirmados, pero que estos textos no se encuentran digitalizados. Eso sí, hasta el año 2011 se desconocía el contenido de estos documentos y la procedencia de los mismos y ha sido a partir de 2018 cuando, según ha explicado, el Ejecutivo se ha planteado la posibilidad de reclamar estos textos.

El parlamentario de Compromís ha cifrado en más de 30.000 los documentos que fueron "acaparados durante la dictadura" y que, según denuncia, "sirvieron en muchos casos para asesinar, reprimir". También recuerda que entre 2002 y 2003 la Fundación recibió más de 15.000 euros de dinero público para digitalizar esta documentación, que todavía mantiene.