negociacion de las cuentas

El PNV pacta con el Gobierno eliminar el impuesto al diésel y ve más cerca su apoyo a los Presupuestos

Esteban asegura que se trata de un "comienzo" pero que todavía no hay un "acuerdo definitivo"

Arrimadas aplaude el acuerdo que resta poder a EH Bild y ERC y Errejón lo califica de "grave error"

El PNV logra la eliminación del impuesto al diésel e inversiones en Euskadi. En la foto, Pedro Sánchez y Aitor Esteban conversan en el Congreso el 21 de octubre del 2020. / EFE / MARISCAL / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) están cada vez más cerca de lograr la mayoría parlamentaria necesaria para ser aprobados. El PNV ha sido el último partido en mostrarse favorable a apoyar las cuentas públicas, aunque aseguran que todavía queda negociación por delante, tras  acordar con el Gobierno la eliminación del impuesto al diesel. "Esto es un comienzo", aseguró el portavoz de la formación vasca en el Congreso, Aitor Esteban, al anunciar un paquete de enmiendas negociadas con el Ejecutivo de coalición que "posibilitan seguir discutiendo y profundizando en una senda de entendimiento". 

La eliminación del impuesto al diesel ha sido desde el principio uno de los principales puntos de fricción entre el Gobierno y el PNV. Así, Esteban celebró este viernes que el Gobierno de PSOE Unidas Podemos haya aceptado tras 24 horas de negociación "frenética" retirar este tributo que, en su opinión, solo suponía poner en "dificultades" a la industria del automóvil y la "desaparición de miles de puestos de trabajo".

Esta exigencia también era compartida por Ciudadanos que hace ya varias semanas aseguraba que había alcanzado un acuerdo con el Ejecutivo para retirarlo del proyecto presupuestario. "No me importa a quien le den la medalla, sino que millones de españoles no van a tener que pagar un sobrecoste al coger el coche", apuntó Inés Arrimadas, tras la rueda de prensa de Esteban. Además, la líder naranja señaló que el pacto entre el Ejecutivo y el PNV "hace menos necesarios" los apoyos de EH Bildu y ERC. En este sentido, pidió a Pedro Sánchez que escuche a las voces socialistas moderadas y se aleje de los extremismos.

No obstante, la eliminación del impuesto al diesel no sentó bien a todos los socios del Ejecutivo. El líder de Más PaísÍñigo Errejón, que formó parte de la mayoría que invistió a Sánchez y parecía contento con las conversaciones que estaba manteniendo con el socialistas y morados, calificó de "grave error" la cesión del Gobierno a los jeltzales y de "un tacticismo de pequeña política" que se pagará "durante décadas".

Enmiendas pactadas

Esteban, además, explicó que entre los cambios negociados con el Gobierno de coalición en el proyecto presupuestario también se recoge una partida de 50 millones de euros para la modernización de la industria de las máquinas herramientas, otros 6 millones de euros para el soterramiento de Zorrotza en Bilbao y la introducción de la formación dual en el ámbito universitario, con el objetivo de mejorar el aprendizaje e impulsar la empleabilidad de los estudiantes.

Sin embargo, el portavoz del PNV quiso dejar claro en todo momento que estos pactos "no significan que haya un acuerdo definitivo", aunque "suponen avances". En la misma línea, subrayó que "estas cuatro enmiendas no son suficientes" y que sigue habiendo "discusiones abiertas" que espera que vayan "fructificando" a lo largo de este viernes y del fin de semana. 

Bildu y Podemos

Preguntado sobre si el PNV se había sentido ninguneado con la escenificación del apoyo de EH Bildu a las cuentas, pese a que desde el PSOE y Unidas Podemos insistan en que no existe ningún acuerdo, Esteban aseguró que "no": "Aquí, lo de sentirse ninguneado es para grupos políticos que no confíen en ellos mismos o que no estén muy seguros de la trayectoria que lleven y de las cosas que quieren defender". 

Además, en la misma línea en la que se expresó el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, Esteban afeó el gesto de Unidas Podemos de presentar una enmienda conjunta con ERC y EH Bildu para prohibir los desahucios y cortes de suministros a familias vulnerables hasta el 31 de diciembre de 2022. "Llama la atención que alguien que ha podido influir desde el Gobierno se ponga a hacer una enmienda con otros grupos que no son socios internos de la coalición. Es muy disfuncional", sentenció.