24 nov 2020

Ir a contenido

CARTA A LA MILITANCIA

Sánchez defiende ante sus bases el apoyo de Bildu: son "polémicas artificiales"

El líder del PSOE sostiene que el "populismo reaccionario" solo busca destruir al Gobierno con noticias falsas

Apunta que su intención es extender el respaldo parlamentario "cuanto sea posible" y sin excluir a ningún partido

Miguel Ángel Rodríguez

Pedro Sánchez y la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, llegan al pleno del Congreso el pasado 18 de noviembre. 

Pedro Sánchez y la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, llegan al pleno del Congreso el pasado 18 de noviembre.  / DAVID CASTRO

El apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 ha provocado una sacudida interna en el PSOE. Los dirigentes nacionales del partido se han esforzado en los últimos días en aclarar que no tienen ningún pacto con la formación aberzale y que negociarán con todas las fuerzas políticas que tengan voluntad. Para reforzar esta idea, Pedro Sánchez ha enviado este jueves una carta a la militancia socialista en la que acusa a los "adversarios del Gobierno" de querer desviar la atención del proyecto presupuestario con "polémicas artificiales y noticias inventadas". 

El jefe del Ejecutivo advierte en su misiva a las bases del PSOE de que los "avances sociales que comportan los nuevos Presupuestos ocupan poco espacio en el debate público". Un terreno que, señala, se está abonando con "asuntos del pasado, como la lucha antiterrorista" que no "figuran desde hace años entre los problemas de España y de los españoles".

Documento

Carta de Pedro Sánchez a la militancia del PSOE

Carta de Pedro Sánchez a la militancia del PSOE

Según detalla a continuación, la estrategia del "populismo reaccionario" es crear noticias falsas para desacreditar al Gobierno y "fomentar la polarización y la división social". No se cita en ningún momento a Bildu. Además, Sánchez asegura que otra de las características de este populismo es que "jamás acepta su derrota". A renglón seguido, y como ya hiciera el martes y jueves en las sesiones de control de Senado y Congreso, sostiene que como está ocurriendo en Estados Unidos con la obstinación de Donald Trump a no aceptar los resultados de las elecciones, en España ocurre algo similar cuando "se niega legitimidad a los resultados electorales, y se escamotean sus consecuencias, sean en el ámbito del Poder Judicial, en el Tribunal Constitucional o en cualesquiera de los demás órganos constitucionales". 

Alabanzas a las cuentas

En la carta de cuatro folios, Sánchez comienza haciendo un recorrido por el último año: la victoria del 10-N, el "histórico acuerdo" con Unidas Podemos para construir el primer Gobierno de coalición de la democracia actual y la crisis del coronavirus que ha "trastocado" todos los planes iniciales. No obstante, el jefe del Ejecutivo asegura que los ejes de la acción del Consejo de Ministros siguen vigentes: la transición ecológica y digital, la cohesión social y territorial y la igualdad de género. "Cuatro grandes transformaciones [...] con calado suficiente como para dar sentido a una legislatura completa".

"Para empezar, necesitamos unos Presupuestos progresistas y de país", sentencia más adelante el líder del PSOE antes de hacer hincapié en la necesidad de "una nueva ley que permita movilizar" los recursos nacionales y las ayudas que provengan desde la Unión Europea. "Nuestra obligación como socialistas es explicar sin cesar el alcance histórico de estos Presupuestos", sostiene, para matizar que este proceso deberá contar con "el concurso de todos". 

A este respecto, Sánchez explica que tiene la fuerza de sus 120 diputados y el "respaldo parlamentario" de la alianza con Unidas Podemos, que dispone de 35 escaños, pero que su ambición es extender ese respaldo "cuanto sea posible" y sin excluir a nadie porque "todos los apoyos son precisos" en un momento en el que la prioridad debe ser "proteger vidas y empleos".