TENSIÓN EN EL ARCHIPIÉLAGO

La crisis migratoria sacude al Gobierno

Calvo dirige una reunión interministerial ya programada, en la que se aborda el drama en Canarias

Interior y Defensa han mantenido roces por la habilitación de espacios de acogida para los migrantes

Varios inmigrantes hacen cola en el muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, este 18 de noviembre. 

Varios inmigrantes hacen cola en el muelle de Arguineguín, en Gran Canaria, este 18 de noviembre.  / EUROPA PRESS

Se lee en minutos

18 de noviembre, sobre las 11 de la mañana. El pleno del control al Gobierno aún sigue en el Congreso, pero fuera de las cámaras se desarrolla otra reunión importante, por videoconferencia. La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, coordina un encuentro técnico interministerial en materia migratoria. La cita ya estaba programada de antemano, pero obviamente aborda lo que está sucediendo en Canarias. Un drama humanitario gigantesco por la llegada incesante de pateras y cayucos, un flujo que está colapsando las islas. 

Pero a la presión migratoria se sumaba, el martes, un episodio aún no aclarado, el traslado no permitido de 227 magrebís que llevaban más de 72 horas retenidos y que permanecían en el muelle de Arguineguín, junto a otras 2.000 personas. De allí salieron sin haber un alojamiento preparado para ellos. 

Crisis migratoria en el Gobierno: llegada de migrantes magrebís a Barranco Seco / La Provincia

Lo sucedido se coló en la Cámara baja, donde PP, Ciudadanos y Coalición Canaria pidieron la dimisión del titular del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por su "incompetencia" para gestionar una crisis que ha convertido las islas, para la diputada nacionalista Ana Oramas, en un "polvorín, un volcán". El ministro advirtió de que no se irá pero sí anunció que se investiga ya lo ocurrido en Arguineguín. "Se tomarán las medidas necesarias y precisas si se observa alguna descoordinación", apuntó. 

El ministro se niega a dimitir y asegura que ya se investiga la liberación, a su suerte, de 227 personas

También el delegado del Gobierno en Canarias, el socialista Anselmo Pestana, negó igualmente que él o su equipo hubieran dado la orden de facilitar la salida de inmigrantes del muelle sin tener un espacio donde realojarlos, situación que "no se va a repetir". "Es evidente que ha habido un error de coordinación que tenemos que solventar. La magnitud del problema al que se enfrenta Canarias es mayúscula. Hablamos de crecimientos por encima del 1.100 por 100, con llegadas que ya superan las 18.000 personas en lo que va de año", subrayó, informa Efe.

Pero la tensión se ha disparado en varias líneas. No solo de la oposición con el Gobierno de Pedro Sánchez. También en el interior del Gabinete, y entre el Ejecutivo autonómico y el central. Este miércoles comenzó el traslado de los primeros 200 migrantes a un campamento militar montado por Defensa en el antiguo polvorín de Barranco Seco de Las Palmas de Gran Canaria, que tiene capacidad para 800 personas. Tanto el director de la Policía, Francisco Pardo, como el responsable operativo, José Ángel González, supervisaron los trabajos de habilitación de este centro de acogida temporal (CATE). 

Respuesta "digna"

El ministerio que dirige Margarita Robles se resistía a ceder espacios militares en uso, por el "riesgo" que podría entrañar para los migrantes, muchos de ellos menores, y porque no tiene competencias en materia humanitaria. Consideraba que Interior tenía que agilizar los vuelos de los simpapeles a la Península, donde los centros de acogida están semivacíos. En el departamento de Marlaska precisan que sí se han realizado traslados "puntuales" ("más de mil en los últimos meses"), pero con cautela y sin publicidad porque no se quiere generar un 'efecto llamada'. 

Torres pide auxilio a Sánchez y Podemos Canarias exige el cese de Marlaska, pero no lo avala la dirección morada 

Al final, Defensa accedió y cedió a los ministerios del Interior y de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones cinco enclaves militares ya en desuso para hacer frente a la crisis en las islas: cuatro de forma definitiva —el CATE de Barranco Seco y las instalaciones del Canarias 50 (Gran Canaria), Las Canteras (Tenerife) y El Matorral (Fuerteventura)— y uno de forma provisional (el acuartelamiento tinerfeño de Las Raíces).

Mientras Defensa destaca el papel de sus efectivos y la rapidez en el acondicionamiento, otras fuentes del Ejecutivo sostienen que ha sido clave "la presión del resto del Gabinete y de Presidencia del Gobierno" sobre Robles. 

Imágenes de la llegada al CATE de Barranco Seco. / MINISTERIO DEL INTERIOR

El PP reclama la repatriación urgente de los inmigrantes. Pero el presidente de las islas, el también socialista Ángel Víctor Torres, urge al Gobierno a derivar a los inmigrantes a otras comunidades para que se les dé una respuesta "digna". El dirigente fue este miércoles muy duro y, apuntando al Ejecutivo central, subrayó que lo sucedido el martes es "inaceptable" y alguien debe asumir "esa irresponsabilidad".

Refuerzo de la coordinación

En la Vicepresidencia Primera, en Interior y en Política Territorial subrayan que se está reforzando la coordinación para solventar la crisis lo antes posible, de la mano de Exteriores y Defensa y con el Ejecutivo autonómico, cabildos y ayuntamientos, y entienden que Torres sufre la "presión" de sus vecinos en un momento delicadísimo por la tensión migratoria y las devastadoras consecuencias del covid en el turismo. Marlaska viaja el viernes a Marruecos —es su séptimo viaje al país— para buscar su colaboración y sellar la ruta atlántica, y el titular de Transportes, José Luis Ábalos, visita ese mismo día el centro de coordinación de Salvamento Marítimo de Las Palmas.

El Ejecutivo recalca que son dos las vías de trabajo: la asistencia y la ayuda a países de origen y tránsito

También la jefa de la diplomacia, Arancha González Laya, ha multiplicado su presencia en África y este domingo volará a Senegal. El Gobierno incide en que, además de la emergencia humanitaria hay que abordar el problema de raíz, buscando la complicidad de los países de origen y de tránsito. Por ello se han intensificado los contactos con ellos, se han producido reuniones bilaterales de alto nivel, se han usado las embajadas sobre el terreno, se han propuesto medidas a nivel de la Unión Europea y se han planteado nuevos proyectos de cooperación al desarrollo. 

Podemos Canarias, que comparte el Gobierno de Torres en las islas, pidió el cese de Marlaska. Pero esa exigencia no fue respaldada por la dirección en Madrid. Rotunfo fue Jaume Asens, presidente del grupo morado en el Congreso, en 'Al rojo vivo' (La Sexta): "Entre socios de gobierno no se pide la dimisión de nadie. Podemos Canarias se equivocó ayer". El PP, mientras, avanzó que su jefe de filas, Pablo Casado, viajará al archipiélago el fin de semana para conocer de cerca el drama humanitario. El Ejecutivo acumula focos de tensión. Externa, pero también interna. 

Te puede interesar

El archipiélago reclama repartir los recién llegados en otras autonomías

El presidente canario, Ángel Víctor Torres, pidió este miércoles al Gobierno de Pedro Sánchez impulsar las derivaciones a otras comunidades autónomas de los miles de inmigrantes africanos que colapsan los recursos de acogida disponibles en las islas. Torres aludió de esta forma a una de las vías de emergencia que permitirían aliviar la presión migratoria que soporta el archipiélago, informa el diario 'La Provincia'.