ENTREVISTA

Antoni Batista: "Se agita el fantasma de ETA para criminalizar la disidencia"

"En este momento la izquierda aberzale es políticamente más moderada que una parte del independentismo catalán" , dice el periodista experto en la banda

"Series como Patria, que hace un retrato que refleja muy bien el dolor, dan una visión muy legítima, pero de parte", afirma

Antoni Batista.

Antoni Batista. / JOAN REVILLAS

Se lee en minutos

Daniel G. Sastre

Antoni Batista (Barcelona, 1952) es uno de los mayores expertos en ETA en el ámbito periodístico. Ha escrito 10 libros sobre la banda terrorista; el último, 'ETA i nosaltres' (Pòrtic), de reciente publicación, repasa los considerables vínculos de la organización terrorista con Catalunya, desde sus inicios hasta su final. Lo hace con un estilo ameno, y con la cercanía y la profundidad que solo puede alcanzar quien estuvo décadas siguiendo de cerca los acontecimientos.

El nuevo libro incide en su forma habitual de proceder: la de conocer todos los detalles para hacer periodismo no contra ETA o a favor de ETA, sino sobre ETA.

Como soy músico le he puesto nombre al método: polifonía de fuentes. Cuanto más compleja es la realidad, mejor cuantas más fuentes haya.

¿Por qué dice que no explica ETA ni como un vasco ni como un español, sino como un catalán?

Es una percepción de punto de vista. No identitaria, sino de distancia física. Podría decir lo mismo siendo francés o siendo inglés. Ha habido prensas muy parciales, incluso casi de partido, desde los dos puntos de vista. El 'ABC' se define monárquico, y el 'Gara' es el portavoz de la izquierda aberzale. Mi periodismo ha intentado siempre no ser de parte, dar el máximo ángulo posible para que el lector se hiciera la percepción que quisiera. Cuanto más informado está un lector, mejor ciudadano es.

¿Qué diferencias hubo entre los gobiernos del PSOE y del PP con respecto a la relación con ETA?

Como dejo claro en el libro, el PSOE hizo un gran papel en la resolución del conflicto. Lo han explicado poco porque se disputan una franja de voto con el PP, la del centro, que puede decantar unas elecciones, y eso les podía restar unos votos. La gran diferencia entre el PP y el PSOE es que el PSOE ha hecho mucho por la paz. El PSOE tiene la ventaja y el inconveniente de ser un gran partido: hay un centro líquido que puede sintonizar más con el PP o el PSOE por la franja centrista.

"El PSOE hizo un gran papel en la resolución del conflicto, pero lo explica poco porque se disputa una franja de voto con el PP"

El atentado de Hipercor y el asesinato de Ernest Lluch supusieron el fin de la fascinación de una parte del independentismo catalán por el vasco. ¿El final de ETA supone una catalanización del independentismo vasco? ¿El deslumbramiento ha cambiado de bando?

No compararía el caso vasco y el caso catalán ni como un ensayo. El independentismo catalán es esencialmente pacífico, y una parte del vasco ha provocado más de 800 muertos. Catalunya se dio cuenta muchos años antes de que esa no era la vía, y los vascos se han dado cuenta mucho más tarde. Y en este momento la posición de la izquierda aberzale es políticamente más moderada que la de una parte del independentismo catalán. Hace dos días Arnaldo Otegi dijo que Bildu votará los Presupuestos del Estado.

¿A qué atribuye que más de la mitad de los españoles crean que ETA sigue activa, según un informe reciente?

Ayer vi unas declaraciones de Jordi Cañas [eurodiputado de Ciudadanos] que decía que había comandos de ETA activos. Hay una maniobra de agitar el fantasma de ETA, de la violencia, para criminalizar cualquier tipo de disidencia. Las disidencias pacíficas son legítimas, como la que pueda tener Podemos, y se la criminaliza por chavista. Hay un intento de criminalización del independentismo catalán también, que es pacífico.

"La izquierda aberzale podría suspender los 'ongi etorri'; que les den la bienvenida en privado"

¿Qué autocrítica le falta por hacer a la izquierda aberzale? ¿Y al Estado?

ETA ha hecho mucho daño. Cualquier manifestación que hagan para pedir disculpas o reparaciones pues será siempre bienvenida. El Estado puede hacer lo que hace: acercar a los presos para que al menos sus familias no sufran. La izquierda aberzale podría suspender los 'ongi etorri' [los actos de bienvenida a los presos que salen de la cárcel]. Que les den la bienvenida familiarmente y en privado, eso sería un importante gesto.

¿Qué le pareció que Abascal citase a todas las víctimas de ETA en el debate de la moción de censura en el Congreso?

No sé si es una idea original suya: hay algo igual en una película reciente, 'El juicio de los siete de Chicago'. En castellano hay una fórmula para llamarlo: la comercialización del malditismo. No soy partidario de hacer demagogia con temas tan sensibles, que implican tanta pena y dolor. Lo veo reprobable. No se puede hacer una apropiación indebida de las víctimas; hay víctimas muy diferentes. En Barcelona, por ejemplo, se pidió diálogo justo después de que ETA matase a Lluch.

Te puede interesar

Patria, El desafío... ¿Qué opina del 'boom' de series sobre ETA?

Estas series dan una visión muy legítima, pero de parte. 'Patria' es una novela, es una ficción, y por eso es aún más legítima. De 'Patria' lo que resaltaría como muy positivo es que hace un retrato del dolor muy punzante, que lo refleja muy bien, aún más la serie que la novela. La carencia más grande es que cuando hablan de ETA y de la izquierda aberzale lo hacen desde una parte.