DE NUEVO AL FRENTE DE LOS MOSSOS

Trapero: "Todos pudimos haber hecho las cosas mejor el 1-O, yo el primero"

El 'major' anuncia como prioridad impulsar la labor de la policía catalana en el ámbito social

Trapero se reúne con los mandos de los Mossos tras su restitución. / ANNA MAS / VÍDEO: EFE

2
Se lee en minutos
Guillem Sànchez

"Todos pudimos haber hecho las cosas mejor, yo el primero". Han sido las palabras del mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, en su primera intervención pública tras recuperar el mando de la policía catalana. En un acto en el que ha estado arropado por el 'conseller' Miquel Sàmper y por la plana mayor de mandos de los Mossos, Trapero ha asegurado que trabajará para intentar "mejorar la confianza institucional" en el cuerpo y ha anunciado como prioridad que potenciará la labor de los Mossos en el ámbito social. Sàmper ha deseado que su restitución abra un periodo que cese todos los cambios en la cúpula del cuerpo -tres jefes distintos desde la destitución de Trapero hasta su regreso- y durante el que "la policía haga de policía", una declaración de intenciones después de tres años durante los cuales el cuerpo de seguridad ha estado permanentemente en el foco de la política.  

Había expectación por las primeras palabras de Trapero, que de entrada ha abordado los hechos del otoño del 2017 que le valieron su destitución primero, y un juicio por sedición y desobediencia después en el que finalmente resultó absuelto. Y lo ha hecho con autocrítica y reflexión: "No me cuesta reconocerlo. He tenido tres años para reflexionar, pensar y aprender", ha dicho. Y ha apuntado que ese aprendizaje le servirá en el reto de mejorar como profesional.

Interlocución con Guardia Civil y Policía

No ha tenido problemas en abundar en ese 'mea culpa' de su gestión el 1-O: "En algún momento mi defensa del cuerpo no fue bien entendida. Una persona al frente de los Mossos debió velar más de lo que yo lo hice por cuidar las relaciones personales y la interlocución con otras instituciones -en alusión no explícita al pulso que mantuvo con la fiscalía y con el coronel Pérez de los Cobos en los días previos a la consulta independentista-. Este es un ámbito claro de mejora", ha dicho. "Los Mossos dimos una imagen de algo que el cuerpo no estaba haciendo. Quizás no fuimos lo suficientemente claros. Esperemos que aquello no se vuelva a repetir. Nuestras actitudes no deben dar pie a malas interpretaciones", ha añadido.

Y en el marco de apostar por la buena interlocución, ha explicado que ya se ha puesto en contacto con el general jefe de la Guardia Civil y el jefe superior de la Policía Nacional y les ha anunciado su voluntad de verles y de poner el cuerpo de los Mossos a su disposición para trabajar juntos: "Me he encontrado la mejor de las respuestas", ha añadido.

"Se han dicho muchas cosas que me han hecho daño. Pero yo sé quién soy y lo que he hecho y ahora toda eso queda atrás", ha asegurado. 

Noticias relacionadas

Preguntado sobre cómo quedará la estructura de los Mossos, ha señalado que todavía no ha tenido tiempo de abordarla pero ha avanzado que contará con Joan Carles Molinero, Ferran López, Miquel Esquius y Eduard Sallent, a los que ha definido como "personas formadas, buenos profesionales que tendrán un lugar en la estructura del cuerpo para aprovechar sus potencialidades".

Sobre sus prioridades al frente de los Mossos, Trapero ha subrayado el momento de tensión social por el que pasamos con la pandemia del coronavirus, en que mucha gente ha perdido el empleo, se ha quedado sin ingresos y tiene problemas para llevar comida a la mesa. En este contexto, el mayor ha anunciado que impulsará la labor de la policía en el ámbito social.