24 nov 2020

Ir a contenido

documento del procicat

La Generalitat prioriza pabellones en vez de escuelas para votar el 14-F

Habrá al menos dos colas de votantes: una de colectivos vulnerables y otra para el resto de la población

Se harán test de antígenos a los miembros de las mesas electorales y al personal acreditado

Júlia Regué

Colas en un colegio electoral de Barcelona.

Colas en un colegio electoral de Barcelona. / FERRAN NADEU

La Generalitat ha diseñado un dispositivo específico para las próximas elecciones catalanas previstas para el 14 de febrero para cumplir con las restricciones a las que obliga la pandemia del coronavirus. Con el fin de evitar aglomeraciones y garantizar la distancia mínima interpersonal de 2,5 metros cuadrados, la Conselleria d'Acció Exterior, Relacions Institucionals i Transparència, encargada de la logística electoral, ha propuesto que los catalanes voten en pabellones u otros espacios similares, en los que se habilitarán distintas colas de acceso y salida, en vez de en escuelas para permitir un aforo de baja densidad.

Esta medida, avanzada por Catalunya Ràdio, forma parte de un documento aprobado por el PROCICAT al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO. El plan global, elaborado por la 'conselleria' y pendiente recibir el aval de la Junta Electoral Central (JEC), contiene otras medidas que adelantó este diario, como la agilización del voto por correo.

En el caso de no disponer de pabellones suficientes, se habilitarán los puntos de votación habituales, las escuelas, con una "limpieza y desinfección especialmente cuidadosa" antes de retomar la actividad lectiva al día siguiente. En todos los espacios de votación, habrá una "ventilación constante y adecuada" con ventanas y puertas abiertas para reducir el posible contagio de covid-19, y la desinfección se hará antes y después de su uso, ya sea durante la misma jornada o el día posterior.

La ubicación de los locales permitirá que las colas puedan hacerse en la calle, al aire libre, siempre manteniendo la distancia interpersonal de seguridad, para reducir al mínimo el número de personas en el interior del edificio. Las colas estarán separadas por vallas, cintas o marcas y habrá como mínimo dos: una de prioritaria para colectivos vulnerables para reducir el tiempo de exposición a un posible contagio y otra para el resto de votantes. En el interior, se establecerán circuitos únicos para evitar cruces. El elector tendrá que acceder solo hasta la urna, sin acompañante, excepto en aquellos casos en los que este requiera asistencia, y usar la mascarilla en todo momento, salvo que un miembro de la mesa ordene su retirada para identificarle acorde al DNI.

Además, habrá personal controlando el acceso ordenado de los votantes, organizando las colas y custodiando el flujo de electores para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias. 

Precauciones para los miembros de las mesas

A los miembros de las mesas electorales y personal acreditado se les hará un test de antígenos y se les tomará la temperatura, que deberá ser inferior a 37,5 grados sin tomar antitérmicos, y deberán rellenar una declaración autoresponsable en la que declarán que no tienen simtomatologías compatibles con el covid-19. Si las tienen, consultarán al centro de atención urgente correspondiente (CUAP) o al 061 que hará la valoración correspondiente. 

La Generalitat emplaza a los votantes a llevar el sobre con la papeleta de casa

La Generalitat emplaza a los votantes a llevar el sobre con la papeleta de casa y plantea agilizar el voto por correo exprés para aquellos que puedan estar contagiados o en cuarentena. La idea del Govern es que la petición se pueda hacer por vía telemática con certificados digitales y que una vez que el cartero acuda a entregar el material de votación, pueda llevarse al mismo tiempo el sobre con el voto, para que el sufragio pueda realizarse sin salir de casa. 

El 'conseller' responsable de los procesos electorales, Bernat Solé, ha admitido en Catalunya Ràdio que la celebración de las elecciones estará sujeta a la situación epidemiológica, pero ha precisado que el Govern trabaja con la idea de que los comicios se podrán celebrar.