30 nov 2020

Ir a contenido

CAMINO A LAS URNAS

El PSC explora una alianza con Units, Lliga Democràtica y Lliures para el 14-F

Los cuatro partidos celebran un encuentro preliminar y se emplazan a volver a reunirse en 15 días para formalizar propuestas para coaligarse

Daniel G. Sastre / Júlia Regué

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el dirigente de Units per Avançar, Ramon Espadaler, en un acto electoral durante la campaña del 21-D del 2017.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, y el dirigente de Units per Avançar, Ramon Espadaler, en un acto electoral durante la campaña del 21-D del 2017. / FERRAN SENDRA

El PSC reunió este viernes a Units per AvançarLliga Democràtica y Lliures para explorar un pacto para las próximas elecciones catalanas. Fue una primera toma de contacto "muy preliminar, exploratoria, para compartir análisis", según fuentes socialistas, que recordaron que "todavía no están ni convocadas las elecciones". Los representantes de los otros partidos, miembros del catalanismo moderado, salieron satisfechos del encuentro.

Según fuentes presentes en la reunión hubo "muy buenas formas" y "mucha cordialidad", pero no se entró en el fondo de la cuestión. Eso pasará dentro de 15 días, en un nuevo encuentro al que se emplazan a llegar con propuestas para coaligarse.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ofició la cita junto al secretario de organización y ministro de Sanidad, Salvador Illa, conectado de forma telemática, y la portavoz Eva Granados. Por parte de Units per Avançar acudió Ramon Espadaler, por parte de la Lliga Democràtica Astrid Barrio y Josep Ramon Bosch, y por parte de Lliures, Antoni Fernàndez Teixidó.

Units per Avançar acordó el jueves en un consejo nacional pedir al PSC volver a compartir candidatura, apostando por reeditar la alianza que sellaron en el 2017 para las próximas elecciones catalanas después del rechazo del Partit Nacionalista de Catalunya (PNC), encabezado por la excoordinadora general del PDECat Marta Pascal, a tenderles la mano. "No nos encontramos aún en las primeras elecciones del 'posprocés', sino que estamos aún en las últimas elecciones del 'procés'. En consecuencia, el sentido del acuerdo continúa vigente", argumentó el dirigente del partido, Ramon Espadaler.

Lliga Democràtica y Lliures emprendieron camino propio desde verano al constatar la falta de entendimiento con el resto de actores del tablero político catalanista, que era su primera opción: un frente amplio. De hecho, llevan meses pactando el programa electoral, del que quedan por sellar algunos flecos, para concurrir juntos a los comicios. A ellos se sumó Convergents, aunque su perfil soberanista sigue aireando desavenencias internas y la posibilidad de ruptura es casi inevitable después de la imputación de Germà Gordó en el 'caso del 3%'.

Dentro de la Lliga Democràtica, sin embargo, no todos son favorables a concurrir con el PSC a las elecciones. Hay otro sector más partidario de propiciar un acercamiento a Cs, e incluso al PPC, actuando como bisagra para que se conjuren en una misma candidatura constitucionalista, que por ahora sigue enquistada entre los dos partidos con representación parlamentaria. Tampoco en el PSC hay unanimidad en esta apuesta.