REACCIONES

El independentismo tacha la operación policial de "montaje"

Partidos y entidades soberanistas protesta por las "detenciones espectáculo"

Puigdemont califica la operación policial como "un nuevo zarpazo represor"

Partidos y entidades independentistas en la plaza de Sant Jaume de Barcelona.

Partidos y entidades independentistas en la plaza de Sant Jaume de Barcelona. / EFE / ALEJANDRO GARCIA

Se lee en minutos

El independentismo sostuvo este miércoles que la operación policial de la Guardia Civil fue un "montaje" basado en "detenciones espectáculo". El Govern, los partidos y las entidades soberanistas se concentraron por la mañana y por la tarde en Barcelona y en otros puntos de Catalunya para protestar contra la investigación judicial al círculo del 'expresident' Carles Puigdemont

"Hoy se vuelve a evidenciar que la represión no cesa", clamaron en un manifiesto leído en la plaza de Sant Jaume de la capital catalana, en el que acusaron al Estado de "utilizar el miedo para perseguir la disidencia política". 

El 'expresident' Quim Torra fue recibido al grito de 'president' y cargó contra el Estado porque "no tiene otra forma de dialogar más que la represión". En su nuevo papel de 'puente' entre soberanistas, animó a "hacer valer" los votos y alentó a "plantar cara de una vez".

La portavoz del Govern, Meritxell Budó, junto al 'vicepresident' en funciones de Presidència, Pere Aragonès, puso a disposición de los detenidos los servicios jurídicos de la Generalitat.

Puigdemont, a través de las redes sociales, calificó el operativo contra su entorno como "un nuevo zarpazo represor" que, a su juicio, esconde "un intento de muerte política y civil del independentismo". También criticó las detenciones el 'expresident' Artur Mas: "Ya estamos acostumbrados a este tipo de operaciones-espectáculo, grandes detenciones, grandes historias, y después resulta que todo es un tema de construcción", opinó en una entrevista en Ràdio 4.

El diálogo

Desde Junts, Elsa Artadi afirmó que el juez ordena estas pesquisas para "tapar" la absolución de Trapero, el aniversario de la DUI y "las fiestas indecentes de la élite madrileña que ponen en peligro a la ciudadanía". No escatimó críticas al Gobierno y aseveró que la mesa de diálogo "no sirve para acabar ni con el conflicto político ni con la represión". 

La comitiva de ERC, que fue abucheada al grito de 'Botiflers' por una decena de personas, emplazó al independentismo a no caer en la "división": El adversario no es otro independentista: o vamos todos juntos o no saldremos de esta", defendió Marta Vilalta. Desde la CUP animaron a la "movilización".

Noticias relacionadas

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, y la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, pidieron unidad de acción a los partidos y una propuesta política: "No se terminará la represión hasta que no haya independencia", inquirió Paluzie.

Por otro lado, Carlos Carrizosa (Cs), acusó al independentismo de "sostenerse" económicamente a través de "la vieja trama del 3%" en una entrevista en La Xarxa. Desde el PPC apuntaron que es "necesario" esclarecer quién lideró y cómo se financió el Tsunami Democràtic. En cambio, Miquel Iceta (PSC) rechazó opinar sobre las detenciones para no interferir en la investigación judicial.