PLENO EXTRAORDINARIO

El CGPJ reclama que toda reforma de su ley reguladora sea constitucional

El pleno vota una declaración institucional moderada contra la proposición de ley de PSOE y Unidas Podemos

El Consejo anuncia que estará atenta a los pasos legislativos que se adopten para preservar la independencia judicial

Togas y puñetas de varios jueces del Tribunal Supremo.

Togas y puñetas de varios jueces del Tribunal Supremo. / ARCHIVO / AGUSTÍN CATALÁN

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez

Debería ser una obviedad, pero el pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha visto la necesidad de aprobar una declaración institucional en la que reclama que cualquier reforma de la ley orgánica del Poder Judicial de la que depende su renovación sea "exquisitamente conforme con la Constitución y el derecho de la Unión Europea".

La declaración, que ha contado con 13 votos a favor, cuatro en contra y otros cuatro en blanco, anuncia que, "en cumplimiento de su función de garante de la independencia de jueces y magistrados, se mantendrá atento a la evolución de los acontecimientos y expresará su opinión fundada en caso de que entienda que cualquier iniciativa que se retome o que se plantee para la reforma de la LOPJ pueda ser contraria a la Constitución o a los valores fundamentales en los que se sustenta la Unión Europea".

El texto pactado, en cuyo tono moderado ha pesado el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de paralizar la reforma presentada por el PSOE y Unidas Podemos para dar una nueva oportunidad al PP para negociar y proceder a nombrar a los nuevos vocales, ha sido apoyado tanto por consejeros nombrados a propuesta del PP como del PSOE, incluido el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes. 

Tres votos discrepantes

Los vocales Álvaro Cuesta y Pilar Sepúlveda, nombrados a propuesta del PSOE, así como Concepción Sáez (de Izquierda Unida) votaron en contra, al igual de Carmen Llombart (propuesta por el PP), aunque por distintos motivos, que los tres primeros explicarán en un voto conjunto y Llombart en otro.

Nuria Díaz, Juan Manuel Fernández, Juan Martínez Moya y Gerardo Martínez Tristán (todos ellos nombrados a propuesta del PP) votaron en blanco y en un voto explicaron que la declaración aprobada "contiene elementos esenciales pero insuficientes".

Sobre todo discrepan de que la declaración sostenga que es "innecesario" que el CGPJ se manifieste en este momento, pese a los términos contenidos en la reforma anunciada por los partidos que sustentan el Gobierno y que tan criticada ha sido en Europa, cuando la mayoría de tres quintos, que prevé sustituir por absoluta, fue la clave para declarar la constitucionalidad del sistema actual.

Noticias relacionadas

Los cuatro, de hecho, eran partidarios del texto propuesto por los siete vocales que propusieron celebrar el pleno extraordinario contra la propuesta de reforma que prevé la mayoría absoluta para la renovación de los vocales de extracción judicial y que fue rechazado por 14 de los integrantes el pleno antes de la declaración finalmente aprobada.

Esperar "poco"

Entretanto, las negociaciones para renovar el CGPJ siguen paralizadas una semana después de que Pedro Sánchez anunciara la congelación de la proposición de ley. Algunas fuentes del Gobierno indicaron este miércoles que la paciencia se estaba agotando y esperarían "poco" más al PP, pero tanto desde la cúpula del PSOE como en el entorno del presidente se subraya que se dejará más margen a Pablo Casado para que se avenga a pactar el nuevo órgano. Eso sí, aún no hay un plazo tasado en mente del Ejecutivo, informa Juanma Romero.