RESPUESTA AL PP

El Gobierno se resiste a negociar una alarma más corta

Casado pide a Sánchez una prórroga de 8 semanas y un "plan b jurídico"

Darias asegura que la medida no estará vigente "ni un día más" de lo necesario

Así nos afectan las medidas del nuevo estado de alarma. / ZML

Se lee en minutos

El estado de alarma se prorrogará seis meses. Al menos esa es la intención del Gobierno, que se resiste a llevar al Congreso de los Diputados para su aprobación un periodo más reducido. A la propuesta de Pablo Casado y de varios presidentes autonómicos conservadores de acortar la alarma a ocho semanas a cambio de sus apoyos, el Ejecutivo respondió este lunes que no es momento de poner condiciones sino de arrimar el hombro en la lucha contra el covid. La ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias, insistió públicamente en que la medida debe alargarse hasta el 9 de mayo, salvo que la evolución de la pandemia permita retirarla antes.

Una convicción que los socialistas mantienen, al menos de momento, pese a que también ERC preferiría una prórroga más corta y que Cs demanda que sea el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien se comprometa a comparecer quincenalmente en la Cámara y no solo en titular de Sanidad. Se da la circunstancias de que los dos grupos políticos son imprescindibles para sacar adelante una votación del estado de alarma sin el apoyo del PP.

"El estado de alarma va a durar el plazo estrictamente necesario. (…) Ni un día más, ni un día menos", sentenció Darias, tras la conferencia de presidentes autonómicos, recalcando que el Gobierno no se plantea ninguna otra posibilidad que los seis meses de prórroga. Un marco temporal que, dijo, responde a "criterios razonables, basados en la opinión de gente experta". "Es un plazo de máximo, no de mínimos", continuó la dirigente socialista tras reconocer que una mejoría en los datos de la pandemia permitiría levantar el estado de alarma.

Además, hizo hincapié en que esta herramienta constitucional nada tiene que ver con la que se puso en marcha en primavera, ya que ahora son las autonomías quienes ostentan el poder para aplicar las medidas. A renglón seguido rechazó sentarse a negociar cualquier otro escenario con los populares. "El PP debe abandonar sus condiciones y sustituirlas por las recomendaciones de los expertos y de la ciencia", le espetó a Casado.

"El PP debe abandonar sus condiciones y sustituirlas por las recomendaciones de los expertos y de la ciencia"

Carolina Darias

Ministra de Política Territorial y Función Pública

La oferta

Horas antes, el líder del Partido Popular había tendido la mano al Ejecutivo con una "oferta generosa", según su criterio: apoyar la prórroga de la alarma si esta se reduce a 8 semanas, "hasta mediados de diciembre", y si se aprueba un "plan b jurídico" para hacer frente a la pandemia, informa Pilar Santos. Sin embargo, aunque la relación entre socialistas y conservadores ha cambiado desde el confinamiento de primavera —por aquel entonces Sánchez y Casado apenas hablaban y ahora, tras la moción de censura deVox y el giro al centro del líder del PP hay línea de comunicación, fuentes socialistas y de la Moncloa insisten en que no están dispuestos a sentarse a discutir la duración de esta medida y que los partidos que voten ‘no’ deberán explicar su posición a la ciudadanía, informa Juanma Romero.

"Lo dramático de esta segunda oleada es que ya estábamos avisado y el triunfalismo ha sido letal"

Pablo Casado

Presidente del PP

Casado, que ha suspendido la reunión de la ejecutiva del PP de este martes para reunir al comité de seguimiento de la covid de su partido, subrayó que la declaración de la alarma es la "constatación de un fracaso" del Ejecutivo. "Lo dramático de esta segunda oleada es que ya estábamos avisado y el triunfalismo y la negación de la colaboración del adversario ha sido letal", sostuvo.  

A las propuestas de Casado se sumó el rechazo de varios líderes autonómicos populares. "Nos estamos equivocando", sentenció el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, uno de los dirigentes conservadores más críticos con la medida. Más conciliadores se mostraron sus homólogos en Murcia y Castilla y León, Fernando López Miras y Alfonso López Mañueco, respectivamente, que defendieron la necesidad de declarar el estado de alarma pero no su prolongación durante tantos meses.

La comparecencia

Quien podría tener más suerte a la hora de ser escuchada es la presidenta de Cs, Inés Arrimadas. Al menos, Darias se mostró más flexible con la petición de que sea Sánchez quien comparezca cada 15 días en el Congreso para dar cuenta de la situación. En un principio, el presidente del Gobierno atribuyó esta tarea al ministro de Sanidad, Salvador Illa, pero Darias abrió la puerta a algún cambio: "El Gobierno decidirá quién comparece y quien lo haga lo hará bien". 

Te puede interesar

El apoyo o la abstención de los naranjas podría resultar clave para aprobar la prórroga. Una votación que, según los planes del Gobierno, podría producirse este semana después de que este martes el Consejo de Ministros apruebe la petición de ampliación y se debata, previsiblemente, en el Congreso el próximo jueves.