ERC, Bildu, Compromís y BNG plantean boicotear la moción de Vox sin éxito

Rufián pide que nadie hable en el debate pero asegura que PSOE y Podemos rechazan la idea

Aizpurua propone "una posición conjunta" para "restar trascendencia a la extrema derecha"

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián / BERNARDO DIAZ (POOL)

Se lee en minutos

Miguel Ángel Rodríguez / Pilar Santos

A las puertas de la quinta moción de censura de la democracia, varias formaciones parlamentarias han propuesto, sin éxito, dar plantón a Vox el miércoles y el jueves en el debate que tendrá lugar en el Congreso de los Diputados. ERCEH BilduCompromís y el BNG han puesto sobre la mesa la necesidad de aislar a la formación ultra y no participar en el pleno de los próximos días. Un plan que el portavoz de los republicanos catalanes, Gabriel Rufián, ha hecho llegar al PSOE y a Unidas Podemos y que estos han rechazado, según ha explicado. 

"Lo mejor hubiera sido, en esta moción de censura, no hablar. Que nadie participara y se quedaran [Ignacio] Garriga y [Santiago] Abascal hablando solos, pero si no lo compra PSOE y Podemos no tiene ningún sentido", ha explicado Rufián este martes en el Congreso. Su intención, ha sostenido, era que tanto el diputado por Barcelona de Vox como el líder del partido fueran los únicos en subir a la tribuna y que ningún otro partido les replicara. 

Una propuesta que, según ha dicho, busca atajar la "brutalidad" que el partido ultra quiere traer a la Cámara baja. A este respecto, ha hecho hincapié en que lo que se va a vivir en los dos siguientes días en el Congreso será similar al  "estreno de 'Torrente 6". Además, ha apuntado que la iniciativa de Vox es una "opa hostil a [Pablo] Casado y a todo lo que representa" el PP. 

 

Cordón sanitario

Rufián no ha sido el único diputado que ha expuesta esta vía en la Cámara baja, su homóloga en EH BilduMertxe Aizpurua, también ha subrayado la necesidad de alcanzar con el resto de partidos políticos una "posición conjunta que haga frente y reste trascendencia a la extrema derecha". Según ha dicho, se tiene que poner en marcha una "pedagogía antifascista".

EH Bildu, junto al PNV, ya participó hace unos días en la imposición de un cordón sanitario a Vox en el Parlamento vasco. Ambas formaciones anunciaron su intención de no participar en cualquier debate que proponga la única diputada ultra, Amaya Martínez, en la Cámara autonómica durante el resto de la legislatura.

El último en sumarse a este cordón sanitario ha sido el diputado de Compromís, Joan Baldoví, que ha lamentado que en España no se haga como en el resto de Europa, donde se está "aislado" a partidos de extrema derecha. "Solo aquí se le está dando pábulo", ha insistido. El parlamentario del BNGNéstor Rego, también ha criticado que Vox trate de "polarizar el discurso". 

Te puede interesar

Los protagonistas

Tras las palabras de Rufián, el portavoz parlamentario de Unidas PodemosPablo Echenique, ha sido preguntado sobre por qué su partido no ha aceptado dejar solo a Vox en el debate: "Hay que hacer frente a Vox porque el discurso que mantienen es enormemente peligroso". No obstante, ha reconocido que la moción de censura es un intento de los ultras de "secuestrar" el Congreso durante los próximos días.