01 dic 2020

Ir a contenido

AFORAMIENTO

El diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez dará plantón al Supremo este martes

El magistrado le ofreció la posibilidad de declarar voluntariamente para no tramitar el suplicatorio

Rodríguez sostiene que no ha delinquido y que no permitirá criminalizar la protesta pacífica

Ángeles Vázquez / Miguel Ángel Rodríguez

El diputado de Podemos Alberto Rodríguez.

El diputado de Podemos Alberto Rodríguez. / REUTERS /Juan Medina

El diputado de Unidas Podemos Alberto Rodríguez ha decidido dar plantón al Tribunal Supremo y desoír la oportunidad que le brindó el magistrado Antonio del Moral para que declarara voluntariamente este martes en calidad de imputado en relación con el presunto delito de atentado contra agentes de autoridad que le atribuye un juzgado canario de San Cristóbal de la Laguna.

"Desde el respeto a los procesos judiciales establecidos no me acojo al ofrecimiento del instructor", explica a este diario Rodríguez. "En ningún caso he cometido los hechos por los que se me investiga. Acudí a la manifestación, como miles de canarios y canarias a ejercer mis derechos democráticos de forma pacífica. Prueba de la contundencia de mis afirmaciones es que no fui ni detenido ni siquiera identificado por esos supuestos hechos en ningún momento. Gobiernos anteriores pretendieron criminalizar la protesta, pero no lo vamos a consentir", asevera.

Sin embargo, con su decisión, cuando menos inusual en un diputado no independentista y del partido que forma parte del Gobierno, el instructor no podrá conocer sus explicaciones y deberá tramitar al Congreso el correspondiente suplicatorio para poder proceder a investigarle en relación con el testimonio remitido por el Juzgado de Instrucción número 4 de San Cristóbal de la Laguna en virtud de un atestado policial por la comisión de un presunto delito de atentado contra agentes de la autoridad y lesiones.

Petición fiscal

Sobre estos hechos, según se recordaba en el auto en el que el Supremo abría un procedimiento, la Fiscalía había ya presentado escrito de acusación contra el diputado canario, como autor de un delito de atentado a agente de la autoridad y una falta de lesiones, y había solicitado la imposición de una pena de un año de prisión y un mes de multa. El juzgado de instrucción abrió juicio oral contra él, pero al acreditar su condición de diputado, acordó la nulidad parcial de dicho auto en la parte que se refería al aforado.

La anterior diputada que rehusó declarar voluntariamente ante el magistrado designado instructor fue la portavoz de Junts per Catalunya Laura Borràs, quien acabó compareciendo en el Supremo como imputada cuando el el Congreso autorizó la investigación.