29 oct 2020

Ir a contenido

'CASO VILLAREJO'

El juez mantiene imputado a Fernández Díaz en la 'Kitchen'

Considera que hay indicios contra él que superan su condición de ministro cuando se produjo el espionaje ilegal a Bárcenas

El exministro del PP declarará en la Audiencia Nacional el próximo 30 de octubre como estaba previsto

Ángeles Vázquez

Mariano Rajoy y Jorge Fernández Díaz, cuando eran presidente del Gobierno y ministro del Interior, el 20 de octubre de 2016 en el pleno del Congreso de los Diputados. 

Mariano Rajoy y Jorge Fernández Díaz, cuando eran presidente del Gobierno y ministro del Interior, el 20 de octubre de 2016 en el pleno del Congreso de los Diputados.  / JOSÉ LUIS ROCA

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón mantiene la imputación del exministro del Interior Jorge Fernández Díaz por su presunta responsabilidad en el espionaje ilegal al que fue sometido el extesorero del PP Luis Bárcenas, en la llamada 'operación Kitchen'. Por lo que tendrá que declarar ante él el próximo día 30.

En su recurso, Fernández Díaz argumentaba que su imputación estaba basada en meras sospechas y conjeturas. De hecho cuestionaba la autenticidad de los mensajes de texto SMS que se le atribuyen por el que fuera su secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, quien, para autentificarlos, los llevó a una notaría. Según el exministro, nunca envió esos mensajes.

La Fiscalía, que pidió su imputación, defiende, en cambio, que existen indicios bastantes para sostener la participación de Fernández Díaz en los hechos que se investigan, entre ellos que la comunicación fue como sostiene el secretario de Estado. No ve elemento que permita pensar que Martínez tuviera intención de incriminar al recurrente de forma falsa o injustificada, en un momento en el que no estaba aún formalmente investigado.

El magistrado mantiene que existen indicios que claramente incriminan a Fernández Díaz y "no en su mera condición de ministro en el momento de materializarse la operación investigada, pese a que los indicios apuntan a que el Ministerio del Interior fue el centro desde el que se desarrolló la misma". En cuanto a los SMS, dice que la negación del exministro no desvirtúan su valor, en el momento inicial en el que se encuentra la causa.