MOVILIZACIONES

El regreso del Rey a Barcelona reactiva las protestas independentistas

ANC y Òmnium convocan una cadena humana desde la estación de Francia hasta el monumento a Colón

Ni el Govern ni Colau recibirán a Felipe VI en la entrega de premios de la Barcelona New Economy Week

Manifestantes contra la visita del Rey a Barcelona, en Pla de Palau. / MANU MITRU / VÍDEO: JÚLIA REGUÉ

4
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad política catalana

Escribe desde Barcelona

ver +
Guillem Sánchez
Guillem Sánchez

Redactor

Especialista en Sucesos, tribunales, asuntos policiales y de cuerpos de emergencias

Escribe desde Barcelona

ver +

Una cadena humana de 1,2 kilómetros desde la estación de Francia hasta el monumento a Colón. Así recibirá el soberanismo al Rey en su regreso a Barcelona tras la polvareda que levantó el veto del Gobierno a la presencia de Felipe VI en un acto con jueces, en vísperas de la inhabilitación de Quim Torra. En este caso, el Monarca acude a la entrega de premios de la Barcelona New Economy Week, organizada por Consorci de la Zona Franca. La ANCÒmnium Cultural, el sindicato USTEC-STEs, entre otras organizaciones, y los partidos independentistas han llamado a la ciudadanía a movilizarse el viernes a las 10.00 horas para "dejar claro que Catalunya no tiene rey".

[Sigue las últimas noticias en directo de la visita del Rey Felipe VI a Barcelona]

A la ceremonia en la que participará el Monarca, y donde también estará presente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchezno acudirá ningún miembro del Govern en funciones ni la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Desde JxCat y ERC exigen al Rey que "se disculpe por su discurso partidario e incendiario", del 3 de octubre del 2017, mientras que los 'comuns' alegan que los "hechos graves que afectan a la Monarquía, como que el rey emérito esté fugado en una dictadura" provocan que Colau no le reciba. Entre las autoridades que acompañarán al monarca y al presidente del Gobierno están la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, y el delegado especial del Consorci de la Zona Franca de Barcelona, el exlíder del PSC Pere Navarro.

En lo que va de año, el Rey sólo ha viajado en una ocasión a Catalunya, y lo hizo en el marco de su gira autonómica tras la pandemia, cuando visitó, con la reina Letizia, el Monasterio de Poblet. La última vez que estuvo en Barcelona fue a comienzos de noviembre del pasado año, en el estreno de la princesa Leonor en Catalunya para asistir a los Premios Fundación Princesa de Girona.

Según los promotores, pretenden "denunciar la impunidad de los Borbones y la complicidad y connivencia del Gobierno", justo una semana después del tercer aniversario del 1-O y pocos días después de la inhabilitación de Torra. La acción se dividirá en nueve tramos para respetar las distancias de seguridad y evitar aglomeraciones cumpliendo con las restricciones decretadas por el covid-19. De esta forma, los vecinos de cada distrito tienen un tramo asignado. 

Los CDR también han convocado a la misma hora en el Born, en el cruce entre la calle Argentera y la calle Comerç, para "combatir al heredero político de Franco". "Somos el pueblo y no permitiremos que se nos limite nuestro derecho a la manifestación", han escrito en las redes sociales.

Dispositivo de doble anilla

La dirección general de los Mossos d’Esquadra sigue con el nivel de máxima alerta por altercados decretado antes de la inhabilitación de Quim Torra. Lo cual no significa que estén trabajando desde entonces más antidisturbios que de costumbre sino simplemente que las condiciones administrativas necesarias para ampliar sus horarios siguen vigentes.

Y este viernes se ampliarán y el incremento de antidisturbios se hará visible en el dispositivo de doble anilla diseñado por la prefectura para proteger a Felipe VI y a Sánchez, que, dado que los Mossos tienen la competencia en orden público, volverá a encargar a los agentes catalanes el papel de garantizar la seguridad en el exterior, como ya hicieran durante el Consejo de Ministros celebrado a finales del 2018, mientras la Policía Nacional se ocupará del interior de la Estació de França.

Cuando Sánchez y Felipe VI se trasladen a media mañana a la Zona Franca, el dispositivo de doble anilla se repetirá y de nuevo los Mossos serán los responables de blindar el perímetro más externo. Es decir, tanto en la estación de Francia como en la Zona Franca, la única policía que entrará en contacto directo con los manifestantes en caso de altercados, según el plan previsto, será la de los Mossos

Noticias relacionadas

Sobre la posibilidad de que estos se produzcan, existe un margen de duda amplio y razonable en el seno de la cúpula policial después de que la celebración del tercer aniversario y la inhabilitación de Torra convocaran la semana pasada una respuesta menos beligerante de la esperada, en parte, debido a una pandemia en pleno repunte en Catalunya. "Algo habrá, aunque es muy difícil anticipar el grado que alcanzará la protesta", resumen fuentes de Interior.

A petición de los Mossos d'Esquadra, entre las 09.25 y las 11.45 horas del viernes los trenes de Rodalies no prestarán servicio a la Estació de França.