Puigdemont podrá usar el nombre de JxCat hasta la resolución judicial

La juez del caso rechaza la petición del PDECat de impedir cautelarmente al nuevo partido usar la denominación

Los posconvergentes asumen el revés y esperan a la resolución definitiva del caso

Carles Puigdemont, en los actos fundaciones del PDECat, JxCat, la Crida y Junts

Carles Puigdemont, en los actos fundaciones del PDECat, JxCat, la Crida y Junts

Se lee en minutos

Fidel Masreal

La juez que instruye el conflicto entre el PDECat y el 'expresident' Carles Puigdemont por el uso del nombre Junts per Catalunya ha decidido no atender la petición del partido posconvergente que reclamaba que, de forma cautelar hasta que no se emita sentencia, el nuevo partido no pueda usar el nombre JxCat.

De este modo, la nueva formación del 'expresident' puede seguir denominándose así, en el período preelectoral y hasta que el caso judicial culmine con una setencia. La decisión conocida este lunes y confirmada por fuentes del PDECat, es un golpe contra las intenciones de este partido de evitar que la marca JxCat quedara en manos de Puigdemont.

"JxCat ha cumplido con la ley"

Este mismo lunes, el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ha insistido en rueda de prensa en que su decisión de usar el nombre Junts per Catalunya se ajusta plenamente a la legalidad. "Estamos convencidos de que JxCat ha cumplido con todo lo que la ley prevé, no tenemos ninguna duda de que JxCat estará presente en las elecciones y será un partido con un recorrido tan normal como cualquier otro", ha asegurado Sànchez.

Por su parte, el PDECat recuerda que el procedimiento judicial sigue su curso. La formación posconvergente alegó durante una vista celebrada hace una semana que el nuevo partido había arrebatado el nombre de JxCat mediante una reunión irregular de la dirección de JxCat (partido meramente instrumental durante dos años, que sólo ha servido como marca electoral paraguas entre unos y otros) sin las garantías legales. De hecho en la vista preliminar diversos testigos aseguraron haber desconocido que se les despojaba de su condición legal de representantes de JxCat en manos de otras personas que pusieron enseguida la marca al servicio del nuevo partido de Puigdemont.

En cambio, la nueva formación política alega que se pretende llevar a cabo un "daño irreparable" al nuevo partido y sostienen, como ha hecho este mismo lunes Sànchez, que todo se hizo de forma legal.

Te puede interesar

Un síntoma más de la ruptura

Este enfrentamiento es un síntoma más de la ruptura entre ambos espacios políticos, que este lunes se hará prácticamente oficial en el consejo nacional del PDECat que dará el pistoletazo de salida a las elecciones primarias del partido para escoger candidato o candidata. Exactamente lo mismo que hará en noviembre el nuevo partido de Puigdemont.