CONGRESO FUNDACIONAL DE JXCAT

Puigdemont: "No podremos dar grandes saltos si no superamos la barrera del 50%"

Junts per Catalunya culmina su fundación como partido con una apuesta por la confrontación

La formación permite la doble militancia hasta las elecciones y deja las primarias en manos de la cúpula

Carles Puigdemont dice que JxCat será defensor insobornable del 1-O desde la pluralidad. / FOTO Y VÍDEO: EUROPA PRESS / JXCAT

Se lee en minutos

Júlia Regué

Junts per Catalunya ha culminado este domingo su fundación como partido con una hoja de ruta aferrada a la "fidelidad" al 1-O y bajo el mantra de la "confrontación inteligente" contra el Estado. El 'expresident' Carles Puigdemont se erige al frente de la formación con un plan que aboga por un nuevo "embate" contra el Estado si las fuerzas independentistas superan el 50% de los votos en las próximas elecciones catalanas -previstas para el 14 de febrero- y plantea la posibilidad de "solicitar la intervención de la Unión Europea (UE) para forzar un referéndum acordado". 

"No podremos dar grandes saltos si no superamos la barrera", ha espetado Puigdemont en su discurso para dar por concluido el congreso fundacional. En una comparecencia virtual desde Bruselas, ha defendido que el nuevo JxCat nace con el afán de aunar diferentes espacios ideológicos, según la ponencia organizativa, el "liberal", el "socialdemócrata" y la "izquierda".

"Representamos la garantía nítidamente independentista", ha aseverado, y ha continuando defendiendo que el "progreso de los catalanes" solo se puede lograr "en una república catalana". "La discriminación económica, cultural y lingüística [de los catalanes] permanecerá siempre dentro del Estado español", ha abundado. Y ha ejemplificado con un edificio el "techo autonómico": "Está tan bajo que, si fuera un edificio, diríamos que está fuera de la normativa". El 'expresident' Quim Torra también hurgó en este asunto en su despedida en el Parlament cuando sostuvo que la autonomía es "uno de los obstáculos" para la independencia.

Puigdemont ha advertido que "el mejor Gobierno no lo obtendremos nunca por más obedientes y buenos muchachos que seamos en el marco autonómico" porque "el mejor gobierno que se necesita es el de la república catalana", ha dicho. En este punto, ha criticado aquellos partidos que "reculan" y "pierden la paciencia" en el "duro" camino hacia la culminación de la independencia, en alusión a Esquerra, aunque sin mencionarla.

La ponencia política enmienda en plan de ERC y señala que "independientemente de cual sea la mayoría partidaria de la independencia, por amplia que sea," el Gobierno no negociará el derecho a la autodeterminación: "Por eso, el ensanchamiento de la base electoral y social del independentismo es del todo conveniente, pero no es ni mucho menos suficiente para doblegar la resistencia del Estado". Puigdemont también se ha referido a ello espetando que "aunque seamos el 100% no dejaremos de ser una minoría nacional del 16% del Estado español que no tiene capacidad de hacer nada transformador".

La confrontación, según los posconvergentes, es "compatible" con "forzar un diálogo y una negociación con el Estado" para conseguir un referéndum acordado y con "lograr la independencia al margen de toda negociación", es decir, por la vía unilateral. "No podemos renunciar a las herramientas de la unilateralidad", ha destacado la vicepresidenta del partido, Elsa Artadi. El documento puntualiza que después del 1-O "un nuevo referéndum solo podría tener algún sentido en caso de que esté acordado con el Estado y haya todas las garantías de que este respetará el resultado, cosa que en el actual Estado parece imposible".

Doble militancia y primarias

Te puede interesar

A nivel interno, el nuevo partido permitirá a sus afiliados la doble militancia "hasta que haya una eventual confrontación electoral", lo que significa que cualquier militante del PDECat podrá serlo también de Junts salvo que la marca heredera de CDC se presente a las elecciones. En cuanto a las primarias para elegir candidato a la Generalitat, serán reguladas por la cúpula del partido, que decidirá cómo llevar a cabo el proceso de elección y después será sometido a ratificación. Sin embargo, se subraya que se preverán "listas abiertas".

En la votación de las ponencias ha participado un 27% de los 4.029 afiliados con derecho a voto. Según el partido, una vez transcurridas las diez semanas de congreso -empezó el 25 de julio-, ahora cuentan con 4.600 inscritos. La ponencia política ha sido aprobada con el 96,59% de votos a favor y la organizativa con el 94,29%.