29 oct 2020

Ir a contenido

EXIGE ELECCIONES YA

La oposición se conjura para reprobar el mandato de Torra

Cs y PPC critican al 'expresident' por aceptar la pensión vitalicia

El PSC se ausenta del pleno y los 'comuns' abroncan al independentismo

Júlia Regué

El jefe de la oposición, Carlos Carrizosa, en el hemiciclo del Parlament.

El jefe de la oposición, Carlos Carrizosa, en el hemiciclo del Parlament. / EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO

La despedida de Quim Torra en el Parlament ofreció a la oposición la oportunidad de pasar revista a su trayectoria al frente del Govern: "épica vacía" para los 'comuns', "un capítulo para olvidar" para Cs y "la pandilla de gobernantes más inepta" para el PPC. Inaugurada la precampaña electoral, y con la exigencia unánime de 'urnas ya', los morados reprocharon al 'expresident' haberse aferrado al cargo sin convocar elecciones y los naranjas y los populares criticaron que no renuncie a la pensión que le pertenece como 'expresident', por lo que intentarán tramitar una proposición de ley por la vía rápida para acabar con estos privilegios.

El PSC dejó sus 17 escaños vacíos alegando que no iba a contribuir a una "escenificación partidista" del adiós de un 'president' inhabilitado, pero intentó que el pleno no se celebrara presentando peticiones de reconsideración en la Mesa, al igual que Cs, que fueron desestimadas. Los naranjas y los populares sí acudieron al hemiciclo pero se retiraron en el receso para no participar de la votación de las propuesta de resolución. Horas después, Cs y PSC trataron de evitar sin éxito que la iniciativa de JxCat y ERC que reiteraba la confianza del Parlament a Torra pese al Supremo no llegase al pleno.

"Son unos liquidadores de las instituciones, de la economía y de la convivencia", espetó Carlos Carrizosa dirigiéndose a JxCat y ERC, y dijo que miraría debajo de las alfombras: "Torra se ha ido, pero volverá. Vamos a seguir investigando y auditando qué hizo durante su mandato", advirtió, aludiendo a un "agujero negro" de fondos destinados al 'procés'.

Torra está inhabilitado "porque así lo ha deseado", valoró Carrizosa, opinión que compartió el líder del PPC, Alejandro Fernández, emulando su desobediencia con la orden a su hija de recoger los juguetes. "Una actitud preadolescente", dijo, y continuó clamando al Estado que le inhabilite si así tiene derecho a una pensión vitalicia: "Si el Estado me pone una pensión vitalicia de 92.000 euros, hoy mismo entrego mi acta y me dedico a la 'dolce vita', que el cargo este que tengo no me da más que disgustos y necesito un poco de tranquilidad", bromeó. Después, abogó por acabar con el "guerracivilismo" independentista y el "apaciguamiento" de socios en el Gobierno central, apostando por la "concordia". 

Por su parte, la líder de los 'comuns', Jéssica Albiach, señaló la falta de rumbo independentista y criticó que Torra plantee las elecciones como un plebiscito: "Quieren superar el 50%, pero no sabemos para qué". Y abroncó a los independentistas por poner a "todos los poderes del Estado en el mismo saco" desmarcando al Gobierno de la judialización de la política: "España no es Turquía", replicó.