Las consecuencias de la inhabilitación

JxCat y ERC acuerdan que Aragonès asuma "funciones limitadas" de Presidència

El documento fija una acción consensuada entre ambos partidos para tomar cualquier decisión "extraordinaria"

Propone no ocupar el protagonismo ni la silla del 'expresident' y asume que elcalendario electoral está pautado por ley

Pere Aragonès.

Pere Aragonès. / EFE / QUIQUE GARCÍA

Se lee en minutos

El Periódico

El documento de dos páginas con el que JxCat y ERC pactan la gestión del Govern en funciones durante al menos cuatro meses tras la inhabilitación de Quim Torra deja muy claro, pese a usar un lenguaje técnico, que la voluntad es evitar que el vicepresidente y dirigente de Esquerra, Pere Aragonès, pueda ejercer de 'president'. De Aragonès se afirma textualmente que asumirá "interinamente funciones limitadas de Presidència". Una manera de explicar lo que la ley de la Presidencia de la Generalitat ya prevé en casos de inhabilitación del jefe del Govern: que su sustituto, en tanto no hay elecciones tras las consultas en el Parlament, no puede convocar unos nuevos comicios, ni cesar o nombrar a 'consellers'.

Pero el texto, avanzado este martes por Catalunya Ràdio y RAC-1, ha querido precisar cuestiones simbólicas respecto a Aragonès para que no tenga más protagonismo del que ostenta hasta ahora. Hace unos días, en plenas negociaciones, Sergi Sabrià, de ERC, pidió a sus socios de JxCat que no debían temer ni tener "'fred de peus'" (suspicacias) por el rol que ocupase Aragonès. A tal efecto, el texto crea un grupo de coordinación paritario en el que ambos partidos se comprometen a consensuar "cualquier decisión extraordinaria".

En cuanto a los simbolismos, Aragonès ni ocupará el despacho del 'expresident' Torra (que, de hecho, ya no ocupaba el del 'expresident' Carles Puigdemont, como gesto hacia al 'president' "efectivo", como lo denomina JxCat) y se mantendrá vacante la silla del ya 'expresident' en el Consell Executiu. También va a evitarse dar protagonismo al sustituto de Torra reforzando las atribuciones de cada 'conseller'. La idea de fondo de todo el texto es poner en evidencia, tras la sentencia, que no existe un 'president', sino un sustituto por imperativo legal, y seguir denunciando la "represión".

Te puede interesar

La "cesión" a Torrent

En cuanto al calendario electoral, el pacto no hace otra cosa que asumir la evidencia de los informes de los servicios jurídicos de la Generalitat y del Parlament, que concluyen que -pese a las sugerencias de JxCat de pactar una fecha electoral no inmediata- no existe ningún margen de maniobra para el presidente del Parlament, Roger Torrent, respecto a la fecha electoral más allá de unos días u horas.