30 nov 2020

Ir a contenido

Sánchez pide elecciones cuanto antes

Calvo ve "muy útil" los comicios para abundar en la agenda del "reencuentro"

PP, Cs y Vox tratan de apuntarse el tanto de la inhabilitación de Torra

Pilar Santos / Miguel Ángel Rodríguez

Pedro Sánchez, entre la portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, y la presidenta del partido, Cristina Narbona, esta mañana durante la ejecutiva federal del PSOE. 

Pedro Sánchez, entre la portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, y la presidenta del partido, Cristina Narbona, esta mañana durante la ejecutiva federal del PSOE.  / PSOE

Tras la confirmación de la inhabilitación de Quim Torra, el Gobierno central mostró su deseo de que haya elecciones en Catalunya, algo que también esperan PP, Ciudadanos y Vox. "Cuanto antes, mejor", afirmó este lunes la vicepresidenta, Carmen Calvo. La número dos del Ejecutivo aseguró que "sería muy útil", para "afrontar una relación de reencuentro y cooperación", que los catalanes sean llamados a las urnas. De esa manera, con un nuevo 'president', apuntó Calvo, la Generalitat estará "en condiciones de tener una capacidad de trabajo con el Gobierno de España". Calvo ya advirtió hace unos días de que, si el 'president' era vetado para cualquier cargo público, no podría participar en la mesa de diálogo entre los dos ejecutivos en los que se busca una salida al conflicto institucional. 

"El Gobierno debe garantizar el cumplimiento de la sentencia y el orden público en Cataluña"

Pablo Casado

Presidente del PP

La Moncloa sigue dispuesta a mantener activo ese puente con Barcelona, porque es su apuesta estratégica para la "agenda del reencuentro" y también porque necesita mimar la relación con ERC, que impulsó la mesa y cuyos escaños en el Congreso son claves para cualquier votación que quiera ganar Pedro Sánchez.  "Lo que ocurrió hace años con el PP no puede volver a ocurrir. Hay que transitar de la manera más legal y cooperadora posible", declaró la vicepresidenta. En la mesa, señaló, se sentaban por la parte catalana los dos partidos del Govern catalán, y ahora serán ellos quienes tendrán que decidir "quiénes son sus representantes". En todo caso, recordó que los dos ejecutivos habían quedado en que la segunda reunión de la mesa se celebraría sin la presencia de los presidentes del Gobierno y de la Generalitat. 

En la misma línea, horas antes, Cristina Narbona, presidenta del PSOE, destacó que "se abre un tiempo nuevo para Catalunya" y que unas nuevas elecciones ayudarán a superar "la paralización" y  el "bloqueo" que, a su juicio, ha generado la "actitud de los partidos independentistas". Sus palabras tenían un significado especial, ya que las pronunció después de la ejecutiva federal que había presidido Pedro Sánchez. Narbona también insistió en que Torra está "inhabilitado" para sentarse en la mesa de diálogo. 

Inhabilitación "exagerada"

Del Ejecutivo, además de Calvo, habló el ministro de Universidades, Manuel Castells, propuesto por Podemos. El profesor, cercano a En Comú Podem, ve "exagerada" la inhabilitación y una "provocación" porque significa "pasar por encima de la voluntad popular expresada a través del Parlament de Catalunya". Coincidió con la vicepresidenta en la necesidad de que los catalanes sean llamados a las urnas.

"Un dirigente político no puede saltarse las leyes para inundarlos con propaganda separatista""

Inés Arrimadas

Presidenta de Ciudadanos

También reclamaron elecciones inmediatas el PP, Ciudadanos y Vox. El líder de los populares, Pablo Casado, instó al Gobierno central a "garantizar el cumplimiento de la sentencia y el orden público en Catalunya" y a los partidos independentistas les pidió llamar a las urnas "de inemdiato".

El fallo del Supremo abrió una curiosa disputa entre los tres partidos de la derecha, que quisieron sacar pecho por haber denunciado al 'president'. La lucha, en todo caso, se decanta para el lado de los de Inés Arrimadas, ya que la sentencia al que cita como denunciante es a Ciudadanos. La queja ante la Junta Electoral Central (JEC) de los naranjas, en marzo de 2019, fue el desencadenante de la inhabilitación, pero el PP, más tarde, en diciembre, fue el que reclamó que la inhabilitación fuera inmediata. Y Vox, aunque no sea citado en el fallo, fue el que ejerció la acusación popular en el juicio contra Torra.