27 oct 2020

Ir a contenido

entrega de despachos

Lesmes verbalizará el malestar judicial por la ausencia del Rey ante los nuevos jueces

El CGPJ rechaza expresar su disgusto en un acuerdo de la Permanente, pero seis vocales lamentan que no esté el monarca

El ministro de Justicia asegura que "hay que sacrificar su presencia en Barcelona en pro de algo seguro"

Ángeles Vázquez

El ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, ha dicho este jueves sobre la ausencia por vez primera del rey en la entrega de despacho a los nuevos jueces en Barcelona que hay momentos en los que hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro. / EFE VÍDEO

Pocos discursos del presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, serán oídos con más expectación que el que pronunciará este viernes en el acto de entrega de despachos a los jueces de la 69 promoción. Reflejará la posición institucional del CGPJ ante la ausencia por vez primera del Rey, pese a que había confirmado su presencia la semana pasada. La carrera judicial confía en que Lesmes oficialice, sin salirse de su tono de moderación habitual, el malestar que siente por el plantón del monarca, pero sobre todo, por la falta de explicaciones por parte del Gobierno.

Los motivos de seguridad que según algunos jueces se les había dado desde el Consejo para justificar el cambio de planes, después de haber enviado incluso las invitaciones al acto con la presencia del rey, acabó siendo negado por fuentes de Interior y resulta difícilmente compatible con la presencia confirmada del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, la fiscala general del Estado, Dolores Delgado, así como del propio Lesmes y otras autoridades judiciales. Por no hablar de que, según fuentes del Consejo, los actos a los que asiste el monarca se organizan con el beneplácito previo de la Casa Real, especialmente en lo relativo a seguridad. 

Declaración de apoyo al Rey

"Hasta donde yo conozco y he sido informado, la razón indicada en la comunicación es que el Gobierno no lo autorizaba", desveló en la Ser el vocal José María Macías, uno de los que este jueves intentó que la Comisión Permanente formalizara con un acuerdo su malestar por la falta del Rey en su segunda cita anual con el mundo judicial.

Pese a delegar la protesta en Lesmes, seis de sus compañeros, María Ángeles Carmona, Nuria Díaz Abad, Juan Manuel Fernández, Carmen Llompart, Juan Martínez Moya y Gerardo Martínez, firmaron una declaración de apoyo al Rey, en la que "lamentan" su ausencia y señalan que "las circunstancias que impiden su presencia" les "lleva a reafirmar" su "admiración y respeto a su figura, símbolo de la unidad y permanencia del Estado, como proclama la Carta Magna".

Más allá del cambio de planes, lo que ha enervado a los jueces es la falta de explicaciones que "alimentan todo tipo de especulaciones", señala uno de los consultados por este diario. El Gobierno se ha enrocado, a través de la vicepresidenta Carmen Calvo y del ministro Campo, en defender la decisión sin siquiera identificar a quién corresponde. 

"Hay momentos en los que hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro", dijo el responsable de Justicia en la Ser. "Tenemos que dar normalidad a las cosas y quien tenía que tomar esa decisión la ha tomado y se habrá tomado sopesando muchas variables", agregó.

"Yo no digo que no tenga trascendencia, lamento que no esté el Rey presidiendo un acto que para mí es tan emotivo y me parece importantísimo que esté, pero creo que en la ponderación de bienes hay momentos en los que hay que sacrificar algo en pro de algo más seguro", recalcó el ministro, juez de carrera y exvocal del CGPJ.

"En la mente de todos está una serie de circunstancias y variables que podrían cuestionar cosas, la mayor obligación que tiene el Gobierno es proteger las instituciones, y la monarquía lo es, y hay todo un paquete de razones que han aconsejado tomar esa decisión y está bien tomada", añadió para asegurar que la ausenci del rey en Barcelona no supone que el Rey abandone los actos oficiales. De hecho, horas después ambos coincidieron en una visita institucional al Tribunal de Cuentas.

Impartir justicia en su nombre

Que el rey no asista a la entrega de despachos a los nuevos jueces, que un año en el que tota la promoción menos seis ejercerá en Catalunya, ha causado un fuerte malestar entre los jueces que, por mandato constitucional, imparten la justicia en su nombre. 

Eso ha hecho que haya jueces y fiscales consultados por Europa Press que incluso planteaban que el acto fuera suspendido para ser celebrado con el Rey en Madrid, al igual que ocurrió el año pasado, con motivo de los 40 años de celebración de la Constitución.

Ven lo ocurrido una "afrenta para la mitad de los catalanes que no aspiran a independizarse", según asegura otro magistrado, y que "no logran zafarse nunca de que el Estado se licué en Catalunya hasta desaguar su presencia por completo, dejando a los nacionalistas como única referencia de poder allí".

Otros magistrados consultados admiten, sin embargo, que quizá la asistencia del Rey no sea en este momento lo más "conveniente" teniendo en cuenta lo ocurrido hace dos años, con motivo de la última entrega de despachos en Barcelona, cuando se produjeron altercados en torno al Auditorio donde se celebraba un acto que debe tener carácter solemne.

Este sector alude a la "falta de empaque" del acto, que se celebra en la propia Escuela Judicial, ubicada en una montaña a las afueras de Barcelona, y que no iba a contar con la presencia institucional de ninguna autoridad de la Generalitat ni del ayuntamiento de la ciudad. Desvinculan en todo caso lo ocurrido con una posible "cesión" al independentismo como apuntan desde la oposición al Gobierno de Pedro Sánchez.