24 oct 2020

Ir a contenido

PENDIENTES DEL SUPREMO

Cs, PSC y PPC presionan a Torrent para que active el reloj electoral

La oposición aguarda sin un plan conjunto a que el presidente del Parlament active la cuenta atrás para las urnas si Torra resulta inhabilitado

Júlia Regué Daniel G. Sastre

El líder de Cs, Carlos Carrizosa; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; y el ’president’ de la Generalitat, Quim Torra, en el hemiciclo del Parlament en octubre del 2019. 

El líder de Cs, Carlos Carrizosa; el primer secretario del PSC, Miquel Iceta; y el ’president’ de la Generalitat, Quim Torra, en el hemiciclo del Parlament en octubre del 2019.  / RICARD CUGAT

Cs quiere colocar la primera piedra de un nuevo frente común constitucionalista, ausente desde el otoño del 2017. La previsible inhabilitación del ‘president’ Quim Torra supone a ojos de los naranjas una oportunidad para retomar ese espíritu y, por eso, Carlos Carrizosa anima a la oposición a actuar de forma conjunta ante eventuales peripecias de Torra para "llevar a Catalunya al bloqueo" con un Govern en funciones. Sin embargo, no hay opciones de que ese frente común prospere.

Si bien el PPC compra un encuentro –eso sí, cuando el Tribunal Supremo se haya pronunciado, no antes-, los ‘comuns’ y los socialistas se apartan de la ecuación y animan a "hablar con todos". El dilema que está sobre la mesa es qué camino elegir para que el reloj hacia las elecciones se ponga en marcha cuanto antes. Uno sería presionar al presidente del Parlament, Roger Torrent, para que ordene la cuenta atrás siguiendo un informe del secretario de la Cámara, en base a un dictamen del Consejo de Estado, que asegura que puede correr el tiempo si no hay candidato a la presidencia de la Generalitat y "se alarga el bloqueo institucional". El otro pasaría por presentar un candidato a la investidura que, pese a no reunir los apoyos necesarios para ser investido, ponga en marcha los plazos.

Cs no quiere mostrar sus cartas, insiste en que hay que elegir la solución que se acuerde entre todos, partiendo del convencimiento de que las elecciones son necesarias, extremo que comparte con el PSC y el PPC. Carrizosa no aclara si él se presentaría al pleno como candidato, una maniobra que le obligaría a correr el riesgo de quedarse solo. El PSC no contempla esta opción, porque "es evidente que no hay alternativa" con la actual configuración del Parlament: "No estamos ahí. Ese partido, que fue el más votado, renunció en su día a presentar a un candidato", resume la portavoz del PSC en la Cámara catalana, Eva Granados. Y los populares, que aún cavilan si quieren concurrir junto a Cs a las próximas elecciones, también recelan de este planteamiento: "Activaremos los mecanismos necesarios para que Torrent desbloquee. Carrizosa por ahora no se presenta, por lo que no valoramos esa hipótesis", responde el jefe del PPC, Alejandro Fernández

Carrizosa que Torrent debería convocar un pleno si hay un candidato aunque no reúna los apoyos, "como se hizo con Artur Mas y Jordi Turull", aunque fuentes de la presidencia del Parlament lo dudan. Afirman que Torrent aún no han pedido un informe a los letrados, pero reconocen que hay que aclarar las vías, ya que a su juicio tampoco queda claro si es necesario convocar un pleno o basta con que sea evidente que no hay candidatos a la elección.

El PSC preferiría que fuera Torra quien llamara a las urnas antes de que se pronuncie el TS; pero, visto que no parece que vaya a ser así, piden que, "simplemente", se cumpla la ley y Torrent active la cuenta atrás de forma inmediata si hay inhabilitación.