CONTRA LA GESTIÓN DEL GOBIERNO AUTONÓMICO

El PSOE se retira y no convoca la manifestación contra Ayuso

"Llamar a manifestarse es temerario", se quejan los dirigentes del PP

Lastra (PSOE) no desautoriza la protesta y pide mascarilla y distancia física

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz de su partido en el Congreso, Adriana Lastra, este 22 de septiembre en rueda de prensa en la Cámara baja. 

La vicesecretaria general del PSOE y portavoz de su partido en el Congreso, Adriana Lastra, este 22 de septiembre en rueda de prensa en la Cámara baja.  / J. J. GUILLÉN (EFE)

Se lee en minutos

El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, dijo este martes que su partido no "convoca" ya la marcha del domingo de sindicatos, asociaciones vecinales y otros partidos de izquierdas contra las últimas medidas "inútiles y con claro tinte segregador" aprobadas por el Gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso (PP). Aunque sí que suscriben, añadió Franco, el documento de los convocantes, "porque tiene que ver con el reequilibrio para los municipios y barrios del sur". "Yo no sé si algún militante participará a título individual, pero el partido no va a convocar esa manifestación", aseguró el también delegado del Gobierno en Madrid. 

Varios dirigentes del PP habían exigido este martes al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que no apoyara la manifestación, algo que el PSOE hizo el lunes pocas horas después de que el presidente escenificara una imagen de unidad con Ayuso. "Por la mañana, unidad; por la tarde, crispación. Sánchez debe llamar al orden a [Adriana] Lastra y [Rafael] Simancas y desautorizar la manifestación convocada por el PSM y Unidas Podemos", exigió a primera hora de la mañana el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos. 

"Llamar a la gente a manifestarse es temerario", espetó Cuca Gamarra, portavoz de los conservadores en el Congreso. "No podemos estar diciendo a los españoles que hay que cumplir la norma y que hay que tener cuidado y, simultáneamente, animándoles a que acudan a manifestaciones contra un Gobierno porque no es de tu color político", siguió, antes de señalar que el PP no ha convocado manifestaciones contra ejecutivos gobernados por el PSOE como Castilla-La Mancha y La Rioja, donde también hay rebrotes graves de coronavirus. Al PP no le satisface la rectificación de Franco. "No vale retirarte mientras se anima a que se asista", afirmó Gamarra. 

"No vale retirarte mientras se anima a que se asista", protesta Gamarra

Por su parte, la portavoz socialista en el Congreso y número dos del partido, Adriana Lastra, no desautorizó la manifestación, más allá de aconsejar el uso de mascarilla y la distancia social, y dijo compartir la indignación de quienes protestan porque en esta región "la situación es muy complicada".

El otro socio de Sánchez en el Ejecutivo, Unidas Podemos, entiende como partido que se haya convocado la protesta, pero participar en ella es una "decisión personal". El portavoz parlamentario de los morados, Pablo Echenique, recordó que durante los últimos meses "se han visto muchas manifestaciones de todos los colores", por lo que "no puede ser que ahora se ataque" la del domingo porque "sea de gente trabajadora".

Diferenciar entre el Gobierno y los partidos

Desde la Moncloa, la portavoz, María Jesús Montero, insistió en disociar la labor del Ejecutivo de la que hacen los partidos. Así, subrayó que la “prioridad absoluta” del Gobierno es el combate contra el coronavirus “antes que atender a cualquier lucha partidista o de interés ideológico”. “No hay un elemento que ocupe mayor atención en el Ejecutivo” que ese, rubricó, enfatizando la labor coordinadora de Sanidad con todas las comunidades autónomas y también poniendo en valor la reunión que este lunes celebraron Sánchez y Ayuso en la sede del Gabinete regional, en la Real Casa de Correos de Madrid. 

Montero subraya que la "prioridad" del Ejecutivo es la lucha unitaria contra el covid

Te puede interesar

Según explicó Montero, los dos partidos que conforman el Ejecutivo central “tienen su propia posición respecto a lo que deben ser las actitudes respecto a las movilizaciones del Gobierno, pero algunos de los partidos, como el PSOE, ya ha dicho que no es convocante”. No obstante, siguió, Unidas Podemos tiene “la legitimidad para plantear cualquier cuestión con respecto a la evaluación de cuál ha sido el comportamiento de una comunidad autónoma”. Es decir, que la posición del Ejecutivo es una, lo que no quita para que los partidos que lo configuran tengan sus opiniones y puedan expresarla libremente respecto a la gestión de Ayuso en Madrid. 

La portavoz insistió en las palabras del ministro de Sanidad, Salvador Illa, de este mismo martes: se recomienda la “menor movilidad posible” de los ciudadanos en los lugares en los que hay una mayor propagación del virus. Concluyó recordando que el Gobierno “va a seguir haciendo un llamamiento a la unidad, aunque a veces parezca que predica en el desierto”, advirtiendo de la necesidad de que “todos los servidores públicos vayan a una”. El Ejecutivo, remató, “no va a entrar en diferencias, ni en discrepancias”, ni tampoco “va a atizar ningún tipo de enfrentamiento” respecto a la gestión del virus. Se queda, pues, con la imagen de “unidad” que ayer proyectó el presidente con Ayuso a su lado.