29 oct 2020

Ir a contenido

EL LABERINTO CATALÁN

Un informe de Presidència prevé amplios poderes para el Govern en funciones

Los servicios jurídicos defienden que el Ejecutivo interino tendrá efectividad

El documento restringe las competencias de Aragonès al máximo

Fidel Masreal

Quim Torra, a su llegada al Tribunal Supremo, el pasado 17 de septiembre.

Quim Torra, a su llegada al Tribunal Supremo, el pasado 17 de septiembre. / JOSÉ LUIS ROCA

El informe que el 'president', Quim Torra, ha encargado a los servicios jurídicos de la Generalitat para saber cómo actuará el Ejecutivo catalán una vez se produzca su posible inhabilitación y el Gabinete quede en funciones, sostiene que ante la gestión de la pandemia y otras necesidades, la capacidad de gestión y de decisión serán notables.

Según fuentes del Govern, el primer borrador del informe de Presidència, todavía no concluido, explica que se podrán tomar decisiones de calado, como una modificación de los presupuestosdecretos ley y el mantenimiento de órganos de gestión del covid como el comité de crisis. Estos argumentos llevan a Torra y su entorno a justificar que es más responsable no convocar elecciones –como le reclama casi toda la oposición y su socio de ERC– porque ello llevaría a una inestablidad de meses. En cambio, sostienen, la situación de interinidad que provocará la posible inhabilitación del 'president' se podrá hacer compatible con una gestión efectiva de la gobernabilidad.

"El sustituto"

El informe aún debe entrar en otros asuntos más políticos, como las atribuciones que tendrá el vicepresidente y dirigente de ERC, Pere Aragonès, al que en Palau ya llaman "el sustituto". Al respecto, según ha podido saber EL PERIÓDICO, el documento especifica lo siguiente: según la ley, Aragonès, en funciones de 'president', no podrá ni plantear un cuestión de confianza, ni cesar o nombrar a ‘consellers’ ni disolver el Parlament.

La duda es si entre sus competencias podría estar modificar sustancialmente las atribuciones de unas 'conselleries' para atribuirselas a otras. Los servicios jurídicos concluyen que no, dado que si no puede cesarlos, sería incongruente vaciar sus competencias. Cosa aparte será, a partir de este informe, cómo se reparten políticamente las atribuciones de Aragonès, entre las que habría la coordinación del Govern, la relación con el Estado y la representación institucional.

En JxCat esperan que ahora se compartan responsabilidades y afean a Esquerra no haber sido suficientemente leal durante esta legislatura. La prueba de las constantes pugnas es que, ayer mismo, Torra y 'consellers' de ERC mantuvieron una fuerte discusión, en la reunión semanal del Consell Executiu, sobre si hay que confinar la comarca de la Cerdanya.

Viajar o no a Madrid

Aparte del informe, el Govern sigue tratando de mostrar que su foco está en la pandemia. Y ayer la portavoz Meritxell Budó defendió la recomendación de Torra de no viajar a Madrid si no es estrictamente necesario, pese a las críticas que esta petición ha generado en la comunidad y el Gobierno. "No nos preocupan las críticas", alegan fuentes de la Generalitat, que arguyen que cuando Francia aconsejó no viajar a Catalunya no hallaron solidaridad en el Gobierno español. El 'conseller' de Territori, Damià Calvet, sigue esperando respuesta del Ministerio de Transportes a su petición de efectuar controles en origen y destino en los trayectos con Madrid.

Por otra parte, la portavoz del Govern advirtió nuevamente de que la posible inhabilitación de Torra "no ayudaría" a retomar la mesa de diálogo con el Ejecutivo central, para la que exigió a la Moncloa un orden del día que incluya la autodeterminación y la amnistía. Budó también se alejó de la propuesta del Gobierno de rebajar el delito de sedición. "Lo que hay que hacer es derogarlo", remachó.