24 oct 2020

Ir a contenido

SITUACIÓN GRAVE EN MADRID

Los diputados debaten si reducen la asistencia al Congreso por el covid

PSOE, Podemos, Cs, Junts, Más País y Bildu piden limitar al máximo la presencialidad y reforzar el trabajo telemático por la situación en Madrid

Pilar Santos

Hemiciclo semivacío, el pasado 18 de marzo.

Hemiciclo semivacío, el pasado 18 de marzo. / Europa Press (Europa Press)

El grupo parlamentario de Unidas Podemos y Ciudadanos han presentado sendos escritos ante la Mesa del Congreso para restringir al máximo la presencialidad de los diputados y funcionarios en la Cámara por la grave situación epidemiológica que vive Madrid. Tanto la Mesa como la Junta de Portavoces (ambos órganos se reúnen esta mañana) han abordado este asunto, que también defienden la mayoría de los grupos, aunque no se tomará ninguna decisión hasta la semana próxima, según fuentes parlamentarias.

El portavoz del grupo confederal morado, Pablo Echenique, asegura en la carta que ha dirigido a la Mesa que tome las medidas "restrictivas" necesarias para reducir la asistencia al Congreso "sin paralizar las actividades legislativa y de control del Gobierno". Echenique recuerda que la presencialidad en el Congreso es ahora "mucho más alta" que el pasado mes de junio, cuando la situación epidemiológica era "significativamente mejor". El portavoz justifica su petición a que los diputados proceden de todas las provincias de España que se ven obligadas a desplazarse semanalmente entre Madrid y sus territorios de origen, lo que le convierte en un lugar de reunión "con un potencial de diseminación de la epidemia si cabe aún más alto que el de otros centros de trabajo". 

Podemos quiere que las reuniones de la Mesa y la Junta de Portavoces se celebren a distancia y que los periodistas no entren en el Congreso y las ruedas de prensa sean telemáticas. El PSOE recuerda que, durante el estado de alarma, los diputados podían participar por internet en las citas de esos dos órganos que se dedican a poner en orden la labor de la Cámara, y también está a favor de reducir la asistencia. 

En estos momentos, la mayoría de los grupos cumplen la recomendación de la Mesa de que solo el 50% de los diputados acudan a los plenos, aunque todos tienen que participar en las comisiones, que no se pueden seguir de manera telemática. Junts per Catalunya, a favor también de limitar la presencialidad, propuso reformar el reglamento del Congreso para permitir que las comisiones puedan hacerse también a distancia, como ocurre en el Parlament, ha señalado Laura Borràs, la portavoz del grupo. También Bildu ve incoherente que haya decenas de miles de madrileños con limitaciones a la movilidad y el Congreso no cambie nada. Más País no entiende que la Cámara sea "completamente analógica" y espera que, si hay una mayoría de grupos que creen que el reglamento actual está caduco, se pueda cambiar con más rapidez. 

Los diputados, por pantalla

En su escrito, el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, pide hacer "una interpretación flexible" del reglamento actual "al objeto de permitir la celebración telemática de las próximas reuniones del pleno y de las distintas comisiones del Congreso".  El partido naranja propone que los diputados puedan intervenir en el pleno a través de una conexión por internet en el hemiciclo, "proyectándose la imagen y escuchándose la voz por la megafonía". Según Bal, la tecnología puede permitir cumplir el artículo 70 del reglamento, que señala que "el orador podrá hacer uso de la palabra desde la tribuna o desde el escaño". "La exposición a través de la vía telemática es una actuación 'presencial' plena", se lee en el escrito, que cree que es una interpretación "posible", que evitaría tener que reformar el reglamento. 

En el PP son partidarios de tomar algunas medidas, pero recuerdan que en la Cámara baja hay salas grandes que permiten mantener la distancia de seguridad. "No queremos que sea una excusa para que baje el control al Gobierno", advierten fuentes populares.