30 oct 2020

Ir a contenido

EL IMPACTO DE LA PANDEMIA

La Comunidad de Madrid solo ha pedido 150 rastreadores al Gobierno

Defensa pone a disposición del Ejecutivo regional los efectivos que requiera

Eva Cantón

La ministra de Defensa, Margarita Robles

La ministra de Defensa, Margarita Robles

El ministerio de Defensa se moviliza ante la velocidad de crucero que está alcanzando la segunda ola de coronavirus. La titular del departamento, Margarita Robles, ha decidido levantar tiendas de campaña de forma preventiva en el Hospital militar Gómez Ulla de Madrid por si fueran necesarias para hacer triajes en el caso de que la cifra de contagios siga evolucionando de manera negativa. Además, ha puesto a disposición de la comunidad de Madrid, con un nivel de infecciones récord, todos los rastreadores militares que necesite.

Según explicó la ministra, la comunidad que preside Isabel Díaz Ayuso no ha hecho hasta la fecha ninguna petición al departamento de Defensa, más allá de los 150 rastreadores encargados de seguir los contactos de los positivos por covid-19. “El Ejército tiene más de 2.000 que están trabajando en trece comunidades autónomas y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Si fuera necesario incrementar esos 150 rastreadores en Madrid, lo haríamos”, ha dicho Robles ante los medios tras clausurar un seminario sobre seguridad y defensa organizado por la Asociación de Periodistas Europeos (APE).

Disponibilidad "máxima"

Defensa está igualmente a la espera de las decisiones que se adopten en la reunión que mantengan este lunes la líder madrileña con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para coordinar las políticas que frenen el avance del virus. Este viernes, Díaz Ayuso anunció restricciones de movilidad en 37 áreas de la región que superan los 1.000 positivos por cada 100.000 habitantes.

Robles, que ha agradecido la colaboración de la comunidad de Madrid, insistió en que la disponibilidad de las fuerzas de seguridad es “máxima”. “En la lucha contra el coronavirus no puede haber un color político. Todos tenemos que estar unidos en lo mismo” añadió reiterando el llamamiento que había hecho minutos antes en el seminario para que todas las fuerzas políticas “arrimen el hombro” en un esfuerzo conjunto y dejen de “tirarse el virus a la cabeza”.

“Solo tenemos un enemigo, que es el virus y en la lucha contra ese enemigo, el país sin excepción puede contar con las Fuerzas Armadas para todo aquello que entre dentro de sus capacidades”, insistió.

Presupuesto

Por otro lado, al ser preguntada sobre los recursos de los que dispondrá su departamento en los próximos Presupuestos Generales del Estado que prepara el Ejecutivo, Robles ha querido despejar dudas sobre las eventuales divergencias con Podemos. “Tengo que decirlo de una manera muy rotunda y muy clara. Nadie dentro del Gobierno –y nadie es nadie- ha puesto nunca ningún inconveniente al presupuesto de defensa”, subrayó. A su juicio, un buen presupuesto en defensa es necesario para mantener unas fuerzas armadas “modernas que luchan por la paz”.

En este sentido, recordó que Defensa invirtió 31 millones de euros el pasado mes de marzo en el despliegue de la Operación Balmis para hacer frente la crisis provocada por la epidemia y aseguró que un buen presupuesto no solo beneficia a los ciudadanos sino a la industria del sector de la defensa.