23 oct 2020

Ir a contenido

RENTA Y PATRIMONIO

El Gobierno asegura que la propuesta fiscal está "bastante avanzada"

Los morados defienden que se incluirá una subida impositiva a las rentas más altas

El sector socialista no confirma el acuerdo y rechaza que ya se haya cerrado

Miguel Ángel Rodríguez / Juan Ruiz / Juanma Romero

La ministra portavoz y de Hacienda Maria Jesús Montero, en una rueda de prensa en La Moncloa.

La ministra portavoz y de Hacienda Maria Jesús Montero, en una rueda de prensa en La Moncloa. / DAVID CASTRO

Los Presupuestos Generales del Estado para el 2021 van cogiendo forma. Tanto es así que, según fuentes del sector morado del Gobierno, la propuesta fiscal, uno de los principales escollos en la relación entre PSOE Unidas Podemos estaría "bastante avanzada". Este jueves, Pablo Iglesias ya adelantaba que las Cuentas van a incluir "elementos de justicia fiscal, de redistribución y elementos para corregir la distancia fiscal". No obstante, desde el Ministerio de Hacienda se asegura que ambas formaciones siguen negociando y que no hay nada cerrado. 

A primera hora de este jueves, el vicepresidente segundo ha asegurado en una entrevista en Carne Cruda que los Presupuestos tendrán "elementos de redistribución y elementos que corrijan la desventaja competitiva de España en siete puntos en términos de justicia fiscal, porque es un mandato del programa de gobierno".

Fuentes cercanas a la parte morada del Ejecutivo recurren también al acuerdo que firmaron Pedro Sánchez e Iglesias para apuntar que esta reforma fiscal podría ir en la dirección de subir los impuestos a "las rentas y patrimonios más altos". En concreto, el pacto recoge subir dos puntos los tipos impositivos a las rentas superiores a 130.000 euros y cuatro puntos a las que superen los 300.000 euros. Además, se hace una vaga referencia a estudiar la "fiscalidad de las grandes fortunas al objetivo de que contribuyan a un sistema fiscal más justo y progresivo". 

Sin embargo, fuentes del ministerio de Hacienda no confirman esta información argumentando que las negociaciones entre ambos socios deben llevarse con discreción. Aun así, fuentes socialistas enfrían la cercanía de un pacto en materia impositiva y rechazan que se haya acordado una subida de las tasas a las rentas más altas. "Ese no será el proyecto de Presupuestos Generales del Estado", subrayan estas voces.

Las diferencias 

Desde que nació la alianza ha quedado claro que las pretensiones de Unidas Podemos respecto a los impuestos distan mucho de la idea que tienen en el sector socialista del Consejo de Ministros. La responsable de Hacienda, María Jesús Montero ha venido insistiendo en esta semana en que la reforma fiscal progresiva que contenía el programa de gobierno con UP deberá dejarse para más adelante, ya que ahora ha de primarse la "recuperación" y no generar más confusión a ciudadanos y empresas. No obstante, la ministra sí ha admitido que caben algunos ajustes de figuras impositivas en los PGE del 2021. El objetivo, pues, es no lastrar la recuperación económica sin que se hunda la recaudación. 

Además, el Ejecutivo mantiene las dos barajas. Ciudadanos y ERC. Y los naranjas no quieren subida de impuestos, y la parte socialista está dispuesta a satisfacer, siquiera parcialmente, esa pretensión.