21 sep 2020

Ir a contenido

NEGOCIACIONES PARALELAS

Iglesias trata de afianzar a ERC en los Presupuestos

El vicepresidente segundo constata la voluntad de negociar de Rufián y EH Bildu

Borràs asegura que habrá unidad de voto entre JxCat y PDECat en los Presupuestos

Miguel Ángel Rodríguez Juanma Romero

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz de ERC en la Cámara baja, Gabriel Rufián, durante su encuentro en el Congreso este 16 de septiembre. 

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y el portavoz de ERC en la Cámara baja, Gabriel Rufián, durante su encuentro en el Congreso este 16 de septiembre.  / DANI GAGO

El bloque de la investidura sigue vivo y podría sostener los cimientos de los próximos Presupuestos Generales del Estado. Este fue el mensaje que quiso transmitir Pablo Iglesias con las reuniones que mantuvo este miércoles con ERC y EH Bildu, en las que constató la predisposición de ambas formaciones a negociar las cuentas del 2021, según informaron desde la Vicepresidencia Segunda del Gobierno. Con esta aritmética parlamentaria bastante afianzada, no haría falta seguir explorando la opción de Ciudadanos. Pero Pedro Sánchez no renuncia a ningún camino. 

El líder de Unidas Podemos citó a dirigentes de los dos partidos que se abstuvieron en la investidura para tantear sus intenciones de cara a los Presupuestos y, de paso, armarse de razones para rechazar un pacto con los de Inés Arrimadas. "En ambas reuniones, se ha confirmado la buena sintonía respecto a la necesidad de mantener la estabilidad de la legislatura y el actual rumbo del Gobierno de coalición en los próximos años, en una dirección progresista apoyada en la mayoría parlamentaria de la investidura", apuntaron desde la vicepresidencia de Iglesias a través de un comunicado. Es decir, con ERC y Bildu dispuestos a apoyar al Gobierno, no hace falta probar experimentos con Arrimadas.

Tras el encuentro, la portavoz abertzale Mertxe Aizpurua reafirmó su voluntad de "dialogar, negociar e incluso acordar los Presupuestos". Pero lanzó una advertencia al Ejecutivo sobre su acercamiento a Cs: "Elija bien a los compañeros de viaje". Además, la dirigente de Bildu descartó que su formación fuera a situar el acercamiento de presos de la banda terrorista ETA al País Vasco como una línea roja. 

Cita con Calvo

Los republicanos catalanes también se entrevistaron ayer por la tarde con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo. No obstante, no informaron de ninguna de las dos reuniones. Desde la vicepresidencia primera sí se aplaudió la "utilidad" de la cita "para planificar el trabajo parlamentario y el posible respaldo de ERC a los Presupuestos".

 

Quienes tienen claro que votarán ‘no’ a las cuentas públicas para 2021 son los diputados de JxCat. Al menos, así lo expresó su portavoz en el Congreso, Laura Borràs, que aseguró que los ocho parlamentarios de su grupo (cuatro de JxCat y cuatro del PDECat) mantendrán unidad de voto en todas las cuestiones. "Si buscan adhesiones a los Presupuestos, no nos van a encontrar en esa tesitura", sentenció tras reunirse también con Calvo. Ferran Bel, portavoz del PDECat, ni siquiera tomó la palabra en la rueda de prensa en el Congreso posterior a la cita con la número dos de Sánchez. 

El turno de Cs

Este jueves, 17 de septiembre, será el turno de Ciudadanos en la ronda de contactos que inició el lunes la vicepresidenta primera con la portavoz del PP, Cuca Gamarra. Los naranjas criticaron duramente el acercamiento de Iglesias a Bildu y su intención de dejarles fuera de la ecuación.  "La pelota está del lado de Sánchez: ¿quiere unos Presupuestos sensatos y moderados de la mano de Cs o dará a los separatistas la oportunidad de ‘cambiar el rumbo del Estado’, como presume Bildu?", se preguntó ayer la portavoz del partido, Melisa Rodríguez. Sin embargo, este jueves tendrán enfrente a Calvo, mucho más proclive a negociar unos Presupuestos "de país" alejados de los "vetos cruzados" que impone su compañero morado.

Calvo, además, se reunió este miércoles con el resto de representantes del Grupo Plural en el Congreso: Íñigo Errejón y Joan Baldoví (Más País-Compromís) y con Néstor Rego, portavoz del BNG. Los socialistas insisten en que la intención de todos estos contactos preparatorios, incluidos los de Iglesias, es "allanar el terreno", "ayudar". Pero la negociación presupuestaria, la de verdad, vendrá después, y la liderarán la ministra de Hacienda, la socialista María Jesús Montero, y el secretario de Estado de Derechos Sociales, el podemista Nacho Álvarez. Por lo pronto, en el Ejecutivo ya asumen que habrá una tercera prórroga, aunque mínima, de las cuentas de 2018, las últimas del PP de Cristóbal Montoro. La razón es que aún no ha entrado en el Congreso el techo de gasto, el trámite previo al proyecto de ley, y este necesita tres meses para su tramitación. Probablemente, los PGE no llegarán a la Cámara hasta entrado octubre, después del plazo dado por la Constitución.