25 sep 2020

Ir a contenido

ERC trata de acorralar a Torra en pos de las elecciones anticipadas

Sabrià llama a no dejar la Generalitat en provisionalidad durante medio año, en plena pandemia

Batet (JxCat) responde que la convocatoria de comicios "no es la respuesta que catalunya" merece a la eventual inhabilitación

Xabi Barrena / Fidel Masreal

El presidente del grupo parlamentario de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià.

El presidente del grupo parlamentario de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià. / RICARD CUGAT

El presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, trazó este miércoles un discurso más que sibilino. Recogió toda la épica de Quim Torra, acerca de su eventual inhabilitación, e incluso la de Carles Puigdemont, y la hizo suya. Y al tiempo lanzó profundos ataques dirigidos a forzar al ‘president’ a que convoque ya los comicios. Eso sí, sin mentarlos en ningún momento de su intervención. La respuesta de JxCat vino a continuación, vía Albert batet: “Acrdar fecha de las elecciones no es la respuesta a la inhabilitación que Catalunya se merece”.

Tras destacar la lucha de Torra “en defensa de la libertad de expresión”; trazar una línea de continuidad entre el ‘caso Torra’ y la aplicación del 155, la sentencia del 1-O y la expulsión de los presos de los hemiciclos (“todo obedece a la causa general contra el independentismo”);  horrorizarse por la “represión” del Estado (“El Supremo pone en cuestión la democracia”)  y alinearse con el cap del Executiu (“’president’, sabe que nos tiene a su lado), Sabrià empezó a empujar hacia la convocatoria de las elecciones, en defensa, precisamente, de lo que dice defender Torra, la propia institución.

Cálculos electorales gallináceos

“Toca ahora preparar una respuesta a consciencia. No puede una nueva decisión. Nadie puede hacer cálculos electorales de vuelo gallináceo”, aseveró tras advertir que “se precisa una respuesta de país que evite que Catalunya carezca de liderazgo durante seis u ocho meses. Sobre todo ahora, en plena pandemia y con la amenaza de un gran rebrote siempre en el horizonte”. Y siguió: “Queremos una república para tener todas las herramientas de un Estado. No podemos ahora ceder las pocas que tenemos. No podemos dejar la iniciativa a este Estado represor ni que sea él el que ponga o quite ‘presidents’. El Estado no nos puede marcar la agenda”.

Ante este escenario se impone, en opinión de Sabrià, “un acuerdo sin imposiciones” y sin pensar “en la reconstrucción de un partido”, en referencia a ese supuesto acuerdo entre Torra y Puigdemont para atrasar los comicios para dar tiempo al ‘expresident’ a aramar su partido político, Junts.

“Lo irresponsable es no hacer nada. Podemos salir de esta crisis con más derechos sociales y laborales, no con menos. Hace falta cambiar aspectos estructurales”, mantuvo, y para ello no se puede limitar la gestión “al día a día”, sino que cabe actuar en profundidad.

Convencer a los no convencidos

Y en ese punto, tras aseverar que “el simbolismo solo es aceptable para los que ya están convencidos “ de la bondad de la secesión, “pero aleja al grueso de la población”, Sabrià expuso lo que pareció más un programa de Gobierno, digno de un pleno de investidura, que una réplica en un debate de política general.

Respondió las palabras de la portavoz del Govern, Meritxell Budó, en la víspera  cuando aseveró que dibujar escenarios posteriores a una inhabilitación era “normalizar la represión”: “Dejar que la represión te pase por encima es avalarla. Esta en nuestras manos está evitar una fase de  provisionalidad. Tenemos que convertir este mes de septiembre en un punto de inflexión y retomar el camino hacia la república.

Mensajes a Waterloo

Mandó mensajes también a Waterloo. Puso en valor la mesa de diálogo con el Estado y llamó a acudir, con JxCat, con un programa conjunto “para poner en evidencia que el gobierno no tiene nada que ofrecer. Vayamos a la mesa pivotando sobre dos pilares: amnistía y autodeterminación”. Porque, para ERC, “el diálogo es la forma más inteligente de confrontación”, usando el término que Carles Puigdemont había empleado en agosto en Prada de Conflent.

Y otro mensaje para el ‘expresident’:; “Estamos todos de acuerdo en que no estamos en un momento de resolución “ del tránsito hacia la independencia, “a pesar de lo que digan algunos actores.

 Y sentenció su discurso, de nuevo, de manera sibilina: “Lo que le quieren hacer es inaceptable. Pero no podemos entregar la institución a los represores".

Respuesta de JxCat 

En la intervención posterior a Sabrià, Albert Batet, en nombre del dividido grupo de JxCat salió en defensa de Torra y no compró ninguno de los argumentos de ERC de pactar una respuesta a la posible inhabilitación del ‘president’. Al contrario, elevó el tono contra la sentencia: “sería la constatación de que el Estado está más preocupado por frenar al independentismo que por frenar a la pandemia”, habló de “golpe de Estado” y afirmó que el “único camino transitable y realista es la confrontación inteligente, no tenemos alternativa ante un Estado que ejerce la represión sin contemplaciones”. De este modo, Batet ejerció de portavoz del ‘expresident’ Puigdemont y su tesis del choque con el Estado.

“Pactar una fecha electoral no puede ser la solución que merece el independentismo y el país a una posible inhabilitación al ‘president’ Torra, añadió  Batet en respuesta a ERC, a los uqe ha pedido unidad “sin reproches” para una estrategia no basada en una fecha electoral. “Hemos de consensuar el qué, cómo se conseguirá, después vendrá el cómo y el cuando”, ha advertido.