LA LACRA DEL MACHISMO

El Govern concluye que Alfred Bosch conocía el presunto caso de acoso en Exteriors

El Govern decidirá en las próximas semanas si sanciona al 'exconseller' de ERC

Carles Garcias (izquierda), exjefe de gabinete de Alfred Bosch (derecha)

Carles Garcias (izquierda), exjefe de gabinete de Alfred Bosch (derecha) / ACN

Se lee en minutos

El Periódico

Un informe elaborado por el Govern concluye que el 'exconseller' de Acció Exterior Alfred Bosch estaba al tanto del presunto caso de acoso sexual cometido por el que fuera su jefe de gabinete Carles Garcias, pero no activó el protocolo existente para "proteger a las víctimas". Así queda recogido en las conclusiones de la investigación pilotada por la 'conselleria' de Polítiques Digitals i Administració Pública, avanzado por el diario 'Ara' y a las que ha tenido acceso Efe.

"En las próximas semanas se decidirá si se incoa o no un expediente sancionador", ha explicado en rueda de prensa la portavoz del Govern, Meritxell Budó, después de que el 'conseller' responsable de Administració Pública, Jordi Puigneró, diera cuenta en la reunión del Consell Exectiu del mencionado informe, elaborado por la inspección general de servicios de personal de la Generalitat.

El informe se encargó el pasado 9 de marzo, cuando salió a la luz el mencionado caso de acoso sexual, con el objetivo de dirimir si la 'conselleria' había actuado de forma diligente al respecto. En su día, Bosch negó en sede parlamentaria que tuviera constancia de que su exjefe de gabinete podría estar acosando a otras trabajadoras del departamento cuando le cesó pocos meses antes de que se hiciera público el caso. Según dijo, le fulminó por el "trato duro" que dispensaba a otros trabajadores.

Conocimiento y omisión

Sin embargo, el informe de la inspección afirma que tanto el 'exconseller' de ERC como la exsecretaria general de Exteriors Mercè Salvat tenían "conocimiento de los hechos" y "omitieron el deber" de activar el protocolo "para la protección efectiva de las presuntas víctimas". Esto, continúa el texto, "supondría una vulneración de los principios éticos y las reglas de conducta de los altos cargos" aprobadas por la Generalitat.

Te puede interesar

La investigación también ha observado que, aunque no se activó el protocolo oficial, sí que se abordó de forma "informal", de lo que se infiere que sí que había indicios del presunto caso de acoso. Concretamente, "se ha manifestado que el señor Lluís Juncà, alto cargo del departamento del viceperesidente Pere Aragonès, llevó a cabo actuaciones de investigación 'informales' al margen del protocolo vigente aprobado por el Govern".

Con todo, serán los servicios jurídicos competentes quienes decidirán si se incoa un expediente sancionador contra Bosch y Salvat por no haber actuado diligentemente.