COMPARECENCIA EN EL PARLAMENT

Bosch, sobre el acoso sexual en Exteriors: "No encubrí nada"

El 'exconseller' admite "equivocaciones" en la gestión por no haber activado el protocolo contra la violencia machista

Carles Garcias (izquierda), exjefe de gabinete de Alfred Bosch (derecha)

Carles Garcias (izquierda), exjefe de gabinete de Alfred Bosch (derecha) / ACN

Se lee en minutos

El ‘exconseller’ de Exteriors, Alfred Bosch, ha comparecido este miércoles de forma virtual en el Parlament para dar explicaciones sobre los presuntos casos de acoso sexual en la Conselleria por parte de su jefe de gabinete, Carles Garcias, que le obligaron a dimitir. Bosch no activó el protocolo pertinente por "falta de indicios", porque no había denuncia interpuesta, aunque ha pedido que el caso se judialice para llegar "hasta el final". 

El anterior titular de Exteriors ha sostenido que no tenía conocimiento de los hechos y ha defendido que su dimisión fue una asunción de responsabilidades, "no por haber encubierto nada", sino por haber pasado por alto, "escapado", ha dicho, lo que sucedía en su Departament. "Dimití por unas acciones que yo no perpetré, en un acto de asunción de responsabilidades políticas", ha proclamado.

"No me considero de ninguna forma culpable. Ni se me acusa ni se me puede acusar de cuestiones que son imputables a él [Garcias]", ha inquirido Bosch "Se me escapó que había hechos denunciables. Aquí también hay una responsabilidad a asumir", ha continuado, y ha reivindicado su dimisión, "lo máximo que puede hacer un cargo público que es renunciar a su cargo". "Reconozco equivocaciones en la gestión, pero no reconozco culpa", ha insistido.

Bosch dimitió el 9 de marzo después de que el diario 'Ara' publicara los casos de acoso sexual. Según el relato publicado, antes de cesar a Garcias de forma definitiva, Bosch estudió recolocarlo en otro cargo, aunque el 'exconseller' asegura ahora que lo acabó cesando en enero (tres meses antes de que se publicara el caso) por tener un "trato duro" con otros trabajadores. La mano derecha de Bosch hacía presuntamente un marcaje constante a las trabajadoras de su equipo, ya fuese en la sede de la Conselleria, en actos o en viajes, con comentarios, mensajes e insinuaciones, en los que insistía en verse a solas con ellas, y a las que se dirigía a menudo con un lenguaje sexista.

Te puede interesar

"No se me puede decir que yo encubrí cuando yo desconocía que hubiera ningún hecho denunciable en estos casos de acoso. Yo no tenia ninguna prueba, ningún testigo, que me informara de casos de acoso. De este desconocimiento me reconozco responsable, debería haberlo seguido con mas atención, se me escapó", ha apostillado Bosch.

Y ha justificado que los hombres de su generación, ha dicho, no están "suficientemente formados ni capacitados" para abordar este tipo de situaciones ante violencias machistas: "Todo esto me ha servido para entender que necesitamos esta formación".

Temas

Alfred Bosch