23 nov 2020

Ir a contenido

El Gobierno avisa a Torra de que está "obligado" a ir a la conferencia de presidentes

La cita se expone a quedar deslucida por las ausencias del 'president', Ayuso y Urkullu

El encuentro se celebrará este viernes de forma presencial en La Rioja

Juan Ruiz Sierra / Júlia Regué

María Jesús Montero, este martes en la Moncloa. 

María Jesús Montero, este martes en la Moncloa.  / EUROPA PRESS / EDUARDO PARRA

La próxima conferencia de presidentes, que se celebrará el viernes en la Rioja, por vez primera de forma presencial desde el estallido de la pandemia, se expone a acabar deslucida. Está pensada para abordar los preocupantes rebrotes de coronavirus y los recientes fondos europeos de reconstrucción, así como para transmitir la imagen de que España encara una nueva etapa, en la que las máximas autoridades del país ya se pueden reunir cara a cara, pero a la cita no acudirán, en principio, tres importantes mandatarios autonómicos: Quim Torra, Isabel Díaz Ayuso e Iñigo Urkullu. Al Gobierno le preocupa que el encuentro quede marcado por las ausencias, y este martes se ha esforzado en advertir a todos ellos que no hay "ningún motivo" para no acudir.

"La reunión es obligatoria, exigible y necesaria. No se entendería que ningún territorio se autoexcluyera", ha señalado tras el Consejo de Ministros la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero.

Torra y Díaz Ayuso van aquí de la mano. Sus motivos para no acudir este viernes al municipio riojano de San Millán de la Cogolla no tienen que ver con sus críticas al Gobierno. Tampoco con compromisos ineludibles previamente adquiridos. Pero ambos consideran que la situación epidemiológica de España no aconseja el desplazamiento. El caso de Urkullu es distinto. Su intención de no acudir a la cita obedece a que aún no se haya convocado la Comisión Mixta del Concierto vasco, algo que lleva tiempo reclamando.

El ‘president’ de la Generalitat, Quim Torra, insiste en que quiere participar de forma telemática. En nombre del Govern, la portavoz Meritxell Budó ha sorteado aclarar si Torra acudiría a la cita en el caso de que no pueda conectarse de forma virtual para "evitar desplazamientos innecesarios" y cumplir con las medidas decretadas por la Generalitat. Torra también había pedido pactar los contenidos de forma bilateral antes de la cita del próximo viernes y encomendó al ‘vicepresident’ Pere Aragonès y a la propia Budó que se pusieran en contacto con la Moncloa. "Si es una reunión de 17 monólogos no es una reunión que nos interese, si es una en la que podemos debatir y llegar a acuerdos, sí nos interesa", avisó el ‘president’ el lunes.

Al lendakari, Montero le ha dicho que nada tiene que ver la conferencia de presidentes con las relaciones tributarias y financieras entre el Gobierno y Euskadi. Al 'president' de la Generalitat y a la presidenta de Madrid, la portavoz del Ejecutivo ha advertido de que la cita es "obligada", y que ni los catalanes ni los madrileños "entenderían" que no acudiesen. En el mismo sentido, está descartada la posibilidad de que Torra y Díaz Ayuso se conecten por videoconferencia mientras el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y los otros mandatarios autonómicos comparten la misma sala. "Sería una falta de respeto para el resto de presidentes, que hacen un esfuerzo para participar en la conferencia", ha dicho la también ministra de Hacienda.

Lo cual, ha continuado Montero, no quita que en el futuro puedan tener lugar encuentros de este tipo de forma telemática. Impulsadas a raíz de la llegada del coronavirus (se han celebrado 14 desde el decreto de alarma, el pasado marzo, todas a distancia), las conferencias de presidentes tendrán a partir de ahora una periodicidad mensual, ha anunciado la portavoz, y algunas quizá se realicen mediante videoconferencia. Pero no la de este viernes.

La mesa de diálogo

Después de ERC, al igual que los ‘comuns’, sugiriera que Torra dilata la reanudación de la mesa de diálogo por "electoralismo", Budó ha salido en defensa del ‘president’ y ha asegurado que si no ha habido un segundo encuentro ha sido por "falta de voluntad" del Gobierno central. A tres días de finalizar el mes de julio, la ‘consellera’ ha afirmado que "ya no hay tiempo" pese a la reiterada insistencia de ERC durante todo el mes y la disposición del Gobierno. El recurso de la fiscalía contra el tercer grado de los presos independentistas no interfiere por ahora en los tiempos, pero sí le ha servido a Torra para elevar el tono: "¿Este es el diálogo de España?", se ha preguntado en Twitter.