23 sep 2020

Ir a contenido

PSOE y PP intercambian sus últimas propuestas para los pactos en sanidad y UE

La comisión de reconstrucción llega esta semana a su recta final

Pilar Santos

El vicepresidente Pablo Iglesias, pasa delante del jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, en junio, en el hemiciclo del Congreso de los Diputados.

El vicepresidente Pablo Iglesias, pasa delante del jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, en junio, en el hemiciclo del Congreso de los Diputados. / EFE / J. J. GUILLÉN

Últimas horas para llegar a un acuerdo entre los dos principales partidos en el seno de la comisión de reconstrucción del Congreso. Diputados del PSOE y del PP se han intercambiado este fin de semana propuestas para poder cerrar acuerdos en sanidad y políticas de la Unión Europea, dos de los cuatro grupos de trabajo en los que se organizó la comisión en la Cámara baja. En los otros dos, políticas sociales y economía, el pacto entre los dos partidos no será posible.

El órgano, presidido por el exlendakari Patxi López, ya aprobó el 3 de julio los documentos redactados por cada uno de los grupos de trabajo que integran el dictamen. Ahora esos documentos irán el martes a pleno, donde serán votados por los 350 diputados. No está claro si Vox participará en esas votaciones ya que dejó de participar en la comisión justo antes de que los grupos de trabajo aprobaran sus respectivas conclusiones. La formación de ultraderecha alegó que no quería contribuir a «blanquear» la «nefasta» gestión que, a su juicio, ha hecho el Gobierno de la pandemia de covid.

La hipotética Agencia Pública de Salud

El terreno está bastante abonado para que socialistas y populares cierren una posición común sobre las políticas europeas. En sanidad, que en un principio parecía que había sintonía, ahora, con los rebrotes del virus en varias partes de España, el PP está alzando la voz contra el Ejecutivo central, al que ve «desaparecido», «sin un plan y fuera de juego».  El vicesecretario de Comunicación de los conservadores, Pablo Montesinos, denunció ayer que el Gobierno no ha hecho caso a Pablo Casado, que hace tres meses empezó a pedir un «plan b» al estado de alarma con «medidas eficaces y ágiles» para frenar posibles nuevas oleadas del coronavirus.

La principal negociadora del PP en la comisión es Ana Pastor, que ha dicho que negociará hasta el último minuto. Los escollos concretos son, además, el copago y la creación de una Agencia Pública de Salud, que el PSOE aún no ha aceptado.