LA APUESTA DE PUIGDEMONT

JxCat transige por ahora con la doble militancia

El PDECat asegura estar preparado para concurrir en solitario si no hay acuerdo

El cónclave del nuevo partido de Puigdemont se prevé alargar hasta octubre

David Bonvehí y Carles Puigdemont, durante una reunión en Waterloo, en enero del 2019.

David Bonvehí y Carles Puigdemont, durante una reunión en Waterloo, en enero del 2019. / EFE / STEPHANIE LECOCQ

Se lee en minutos

Junts per Catalunya encarrila su constitución como partido sin acuerdo con el PDECat pero, de entrada, transigirá con la doble militancia. En la presentación virtual de la nueva imagen de la formación que impulsa el ‘expresident’ Carles Puigdemont, la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, y la edil en el consistorio barcelonés, Elsa Artadi, aseguraron este sábado que el congreso que se inaugurará el próximo sábado 25 de julio, y que se alargará hasta el 3 de octubre, deberá elaborar la ponencia organizativa que detalle las condiciones de adhesión. Hasta que este folio esté acordado, no se vetará a aquellos inscritos que mantengan el carnet del PDECat o de cualquier otro partido.

Madrenas no aclaró si se daría de baja al inscribirse en las nuevas siglas, pero deslizó que "no es usual" que los partidos permitan mantener la afiliación en dos formaciones distintas y recordó que la militancia del PDECat "aprobó transitar hacia JxCat" por lo que animó a los cargos electos a sumarse al nuevo proyecto. Ahora bien, el PDECat no permite la doble militancia y deberá resolver si abre expedientes a los que salten a JxCat.

El nuevo logotipo resalta la palabra Junts (Juntos) y cambia la tonalidad hacia un verde turquesa que las portavoces defendieron como un mensaje a la Europa "que defiende derechos y libertades".

El calendario

El día 25, el "equipo de Puigdemont", según Artadi, elegirá la mesa del congreso y comenzará el proceso participativo para elaborar las ponencias política y estratégica que se aprobarán el 3 de octubre. La fecha para la elección de la dirección la anunciarán la próxima semana.

El calendario que manejan no pasa inadvertido. La primera lectura es que el 3 de octubre del 2017 fue una jornada admirada por el independentismo después del referéndum y, la segunda, que esta fecha puede indicar que el ‘president’ no prevé convocar elecciones antes de principios de ese mes. Artadi y Madrenas echaron balones fuera sobre el calendario que baraja el jefe del Govern, y despejaron que un adelanto electoral obligaría a "flexibilizar" los plazos para elegir un candidato a la Presidència de la Generalitat. Las primarias, apuntaron, no se celebrarán hasta que Quim Torra use su prerrogativa.

El congreso fundacional servirá para asentar las bases de la nueva formación, que sigue manteniendo conversaciones con el PDECat que, a su vez, celebra su consejo nacional el día 30. El portavoz de este partido, Marc Solsona, advirtió este sábado en una entrevista en la Agència Catalana de Notícies que hay una bolsa de asociados "dispuesta" para encarar unos comicios en solitario si no hay pacto. "Estamos preparados para el desacuerdo", espetó, aunque confía en un entendimiento.

Noticias relacionadas

Eso sí, sostuvo que evitar que el PDECat "incida" en la ideología de la nueva formación supondría una "disolución de facto" y lamentó que JxCat se aleje ideológicamente de sus postulados cuando los promotores afirman que quieren crear un partido de izquierdas, y no de centro o de derechas.

Otro motivo de confrontación son los derechos electorales. Puigdemont se hizo con la marca JxCat maniobrando ante el registro de partidos, pero la formación que preside David Bonvehí mantiene los beneficios electorales. El presidente de la Crida Nacional per la República, Jordi Sànchez, apuntó que en caso de acuerdo no se los pedirían para evitar ser "esclavos del pasado", pero Solsona le recordó que no  puede renunciar a ellos porque "pertenecen al PDECat".