14 ago 2020

Ir a contenido

HOMENAJE DE ESTADO A LAS VÍCTIMAS DEL COVID-19

El hermano de José María Calleja: "La memoria es un deber"

Hernando Fernández Calleja reivindica la unidad como "el mejor homenaje" que brindar a las víctimas de la pandemia

Efe

Intervención de Hernando Fernández Calleja en el acto de homenaje a las víctimas del coronavirus. / EFE / POOL / MARISCAL / VÍDEO: EUROPA PRESS

Hernando Fernández Calleja, hermano del periodista José María Calleja, fallecido por covid-19 a finales de abril, ha defendido este jueves en el homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia la unidad como "el mejor homenaje" que brindar a quienes murieron por esta enfermedad y ha reivindicado la memoria como "un deber".

"La memoria es un deber; el mejor homenaje que podemos hacer es mantenernos unidos en su recuerdo y construir el país que (las víctimas) hubieran querido compartir", ha asegurado el hermano del periodista y uno de los dos ciudadanos que han intervenido en el acto. 

Como Fernández Calleja ha definido, se trata de una "despedida simbólica" de quienes fallecieron a causa de una enfermedad que, según sus palabras, "ha sido y sigue siendo una ejecutora fría, cruel y destructora".

Ha destacado que el dolor por la pérdida de su hermano es también el dolor de quienes han perdido a sus familiares durante esta pandemia, "compatriotas", ha dicho, con los que ha compartido "ilusiones y esperanzas".

Ejercer la compasión

El hermano del periodista José María Calleja ha pedido a los ciudadanos "compasión", pues es "un sentimiento" que ayuda a "comprender el dolor de los demás" y a participar de "sus afanes rotos" y de su "tristeza inmensa".

En la que ha sido la primera de las dos intervenciones ciudadanas (la siguiente la ha hecho una enfermera del hospital Vall d'Hebron de Barcelona), Fernández Calleja ha recordado a otras personalidades que también murieron por coronavirus, como la actriz Lucía Bosé, el escritor chileno afincado en Asturias Luís Sepúlveda o el empresario Alfonso Cortina. Igualmente ha mencionado otros nombres de ciudadanos de diferentes edades, fallecidos por el virus.

"Pero no estamos aquí para honrar la gloria de nadie, sino para honrar la memoria de quienes se fueron brutalmente en estos meses de pandemia y honrar a los muertos anónimos y silenciosos que perdieron la vida por esta terrible enfermedad", ha recalcado en el Patio de la Armería, en el Palacio Real.

De su hermano José María, el pequeño de ocho, ha remarcado la estrecha relación que tuvo con él. "Fuimos apoyo incondicional en los momentos más duros y en los momentos más felices", ha recordado.