PRESUNTO 'HACKEO' DEL MÓVIL

El Gobierno ve "grave" el posible espionaje a Torrent

El presidente del Parlament apunta al CNI pero no aclara si presentará denuncia

Podemos y otros ocho partidos piden una comisión sobre las "cloacas del Estado"

El presidente del Parlament, Roger Torrent.

El presidente del Parlament, Roger Torrent. / EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO

2
Se lee en minutos
El Periódico

Con el caso Watergate compararon este miércoles el supuesto espionaje sufrido a través de sus teléfonos móviles el presidente del Parlament, Roger Torrent, y el diputado y líder de ERC en el Ayuntamiento de Barcelona, Ernest Maragall. Ambos exigieron al Gobierno de PSOE-UP que investigue "a fondo" quién ordenó que fuesen atacados mediante el programa espía Pegasus, desarrollado por la compañía israelí NSO y que solo puede ser comprado por gobiernos y fuerzas de seguridad. El Ejecutivo central, a través del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, admitió por primera vez su inquietud por este asunto y consideró que sería un hecho "grave" que se pudiera demostrar que hubo espionaje.

Por segundo día desde que se destapó el caso, Torrent no quiso aclarar si pondrá el tema en manos de la justicia mediante una querella, pero siguió apuntando a las más altas esferas del Estado, en concreto al CNI, como responsables del presunto hackeo que sufrió su móvil entre abril y mayo del 2019. En una entrevista en RAC1, el jefe de la Cámara catalana aseguró tener constancia de que el Estado es cliente del software Pegasus desde el 2015. Añadió que, antes de actuar judicialmente, tratará de coordinarse con otras víctimas del posible espionaje, como son Maragall, la exdiputada de la CUP Anna Gabriel y, según informó Eldiario.es, también el ‘conseller’ de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró.

Como el 'Watergate'

Más aún, Torrent sugirió, con su comparación con el 'caso Watergate', que las responsabilidades deberían "depurarse" al más alto nivel. "El Watergate nos enseñó que esto de que determinados aparatos del Estado aprovechen los instrumentos que tiene el propio Estado para cometer ilegalidades no es nuevo ni exclusivo del Estado español. Pero lo que diferencia una democracia de la otra es cómo se reacciona ante esto, ya que en Estados Unidos dimitió un presidente [Richard Nixon] y, por tanto, la pregunta que nos tenemos que hacer ahora es qué pasará en España, cómo responderá la democracia española, porque esto determinará su calidad definitivamente", zanjó en una comparecencia tras una reunión extraordinaria del grupo parlamentario de ERC.

Noticias relacionadas

El ministro de Justicia pidió esperar a la correspondiente investigación para aclarar los hechos, pero, sin dejar de expresar su confianza en que en España hay "una garantía absoluta del secreto de las comunicaciones", alertó: "La información que hemos conocido es grave. Vivimos en un Estado de derecho que protege las comunicaciones y el secreto de las mismas y, por tanto, si esa vulneración se ha producido, es preocupante".

ERC ha comenzado a moverse en el Congreso para mantener la máxima presión al Gobierno. Y, de momento, ha logrado un primer frente común al que ha sumado a uno de los socios del Ejecutivo de coalición. Unidas Podemos registró este miércoles en el Congreso una petición de comisión de investigación sobre "el espionaje a cargos públicos y las cloacas del Estado" que fue suscrita también por EsquerraEH BilduPNVJxCatBNGCompromísMás País y la CUP. En cambio, PP, PSC y Cs instaron a Torrent a denunciar los hechos.