05 ago 2020

Ir a contenido

TENSIONES EN LA POSCONVERGENCIA

El PDECat se abre ahora a integrarse en el nuevo partido de Puigdemont

David Bonvehí se limita a pedir ser una "pieza clave" de la nueva formación que se fundará el 25 de julio

Lamenta la usurpación de la marca JxCat por parte del 'expresident' pero apuesta por el diálogo

Fidel Masreal

El presidente del PDECat, David Bonvehí.

El presidente del PDECat, David Bonvehí. / EFE

La posconvergencia baja los brazos y pide pacto a Puigdemont. El presidente del PDECatDavid Bonvehí, ha comparecido este martes para mostrarse abierto a cualquier tipo de fórmula legal para llegar a un acuerdo con el 'expresident' Carles Puigdemont y el nuevo partido que va poner en marcha el próximo día 25, sin cerrar la puerta incluso a integrarse en el mismo siempre que el PDECAt sea "pieza clave" y "elemento nuclear" en la nueva fuerza. Pese a que los fieles a Puigdemont han usurpado el nombre de Junts per Catalunya y han decidido actuar al margen del PDECat, Bonvehí se ha mostrado absolutamente conciliador y no ha cerrado la puerta a una integración siempre "que lo que nosotros representamos esté presente en las elecciones". Es decir, si se respeta el discurso ideológico centrista de la posconvergencia y su "modelo de país".

"El PDECat estará, de una forma u otra, en las elecciones al Parlament", ha afirmado el presidente del partido, dejando así todas las opciones abiertas, pese a que recientemente su formación mostró su convicción de que la marca JxCat les pertenecía y que si era necesario competiría electoralmente con Puigdemont. "Siempre he buscado, acuerdos, sinergias y confluencia, nos acredita la forma del pacto, el acuerdo y el consenso, las buenas formas en favor de proyectos más amplios", ha asegurado Bonvehí. "Hemos puesto sobre la mesa muchas fórmulas, ya no me acuerdo de las que hemos puesto, pero las fórmulas son meros instrumentos a favor de un proyecto, de unas ideas", ha insistido en una comparecencia tras la reunión este lunes de la dirección.

En manos de los asociados

Por todo ello ha dejado en manos de los asociados del PDECat la decisión final "dejando de lado los intereses personales y los elementos que pueden distorsionar". Bonvehí se ha quejado de la maniobra de los fieles a Puigdemont para hacerse con el control del partido Junts per Catalunya, y ha mostrado su "decepción personal" al respecto. "Confío en que se respete lo escrito, lo acordado, Junts per Catalunya solo se puede activar si el PDECat da su visto bueno", ha añadido, si bien ha añadido que espera que ello no distorsione las negociaciones en marcha.