10 ago 2020

Ir a contenido

CONSEJO NACIONAL

Units per Avançar avala que Batlle lidere un proyecto "sin exclusiones"

El PNC rechaza negociar acuerdos antes de que se convoquen las elecciones

El Periódico

Albert Batlle, dirigente de Units per Avançar y teniente de alcalde de Barcelona

Albert Batlle, dirigente de Units per Avançar y teniente de alcalde de Barcelona / UNITS PER AVANÇAR

El consejo nacional de Units per Avançar ha avalado este sábado que el teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Barcelona, Albert Batlle, lidere y cohesione un proyecto "catalanista, integrador, centrado y moderno" que "no excluya a nadie". En su intervención durante la reunión, que se realizó de forma semipresencial por el coronavirus, el dirigente de Units afirmó que ha llegado el momento de que este proyecto "ocupe un espacio que ha sido centrifugado por los hechos que han hecho del proceso independentista un desarreglo".

"El camino de la unilateralidad ya hace demasiado tiempo que se ha convertido en un callejón sin salida, de confrontación entre catalanes, de frustraciones para muchas personas", constató Batlle, para quien esta deriva ha llevado al fracaso del Govern y de las instituciones catalanas.

En cuanto a la relación entre la Generalitat y el Gobierno central, el dirigente propone "la implicación y la participación en la política española con lealtad y compromiso por las dos partes". "No se trata de cambiar cromos o intercambiar favores, sino de participar activamente para que la voz de Catalunya se escuche y siga respetada. Queremos dialogar y queremos influir", defendió antes de instar a forjar una lista para "ser decisivos".

Blindar el autogobierno

Batlle defendió poner en marcha una candidatura que apueste "por aumentar el autogobierno, blindar las competencias, mejorar la financiación y por reforzar e incrementar el Estado del bienestar", al tiempo que se fijó como prioridad la reconstrucción social y económica.

Un potencial aliado de Units, el recién nacido Partit Nacionalista de Catalunya (PNC), aseguró ayer que no abrirá ninguna negociación para una coalición con otras fuerzas antes de que se convoquen las elecciones catalanas. "No son de nuestro interés pactos de despachos ni repartos de sillas", advirtió el portavoz de la formación, Oriol Puig.