14 ago 2020

Ir a contenido

1.000 DÍAS EN LA CÁRCEL

Cuixart: "Nuestro límite nunca más puede ser la prisión ni el exilio"

El líder de Òmnium anima al independentismo proseguir la "lucha no violenta" y la "desobediencia civil"

El Periódico

Vídeo de Jordi Cuixart desde la cárcel de Lledoners

En su primera aparición en vídeo después de 1.000 días encarcelado, el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha lanzado este sábado un mensaje de aliento al independentismo y le ha animado a seguir con el 'procés' mediante "la lucha no violenta y la desobediencia civil, como instrumentos imprescindibles para transformar la sociedad". Y ha advertido: "La represión es una palanca de lucha. Pase lo que pase, nuestro límite nunca más puede ser la prisión ni el exilio".

En prisión desde el 16 de octubre del 2017, Cuixart ha afirmado que no siente "ni una pizca de odio ni de rencor hacia nadie", pero se ha reafirmado en su voluntad de "volverlo a hacer", en referencia al 1-O, porque "la única lucha que se pierde es la que se abandona". "Ni la violencia institucional ni la cárcel secuestrarán la movilización social ni la voluntad democrática del pueblo de Catalunya", ha zanjado.

Un fragmento de ese vídeo se ha proyectado en la asamblea general que la entidad ha celebrado este sábado en Cornellà de Llobregat. "El Estado español no decidirá nunca quién es el presidente de Òmnium, porque ni Franco pudo terminar con Òmnium. Durante todos estos meses, uno de mis objetivos ha sido mantener la serenidad y la determinación para salir de la prisión como presidente de la entidad para no ceder al chantaje del Estado", ha afirmado Cuixart.