PSOE y PP no cierran ningún acuerdo por ahora en la comisión de reconstrucción

Los populares se han abstenido en los documentos de sanidad y UE y han votado en contra en los de políticas sociales y economía

Los conservadores aseguran que siguen con la "mano tendida" para negociar hasta el 22 de julio, día de la votación definitiva

Los diputados de la comisión de reconstrucción han empezado la sesión con un minuto de silencio en recuerdo por las víctimas del covid.

Los diputados de la comisión de reconstrucción han empezado la sesión con un minuto de silencio en recuerdo por las víctimas del covid. / EFE / RODRIGO JIMÉNEZ

3
Se lee en minutos
Pilar Santos

Por ahora, no hay ningún acuerdo cerrado entre PSOE y  PP y, como mucho, llegarán a dos de cuatro. La comisión de reconstrucción del Congreso ha acabado este viernes los debates y el Gobierno y los populares solo han conseguido acercar posiciones en dos áreas, sanidad y Unión Europea, aunque no han sellado ningún acuerdo todavía. Se dan de margen hasta el 22 de julio, cuando las conclusiones de esa comisión se llevarán al pleno del Congreso de Diputados. En los otros dos asuntos, políticas económicas y sociales, las distancias son abismales. 

El mismo día en que Pedro Sánchez ha escenificado en la Moncloa un pacto para la reactivación económica con la patronal y sindicatos, en la Cámara baja, el PP ha justificado su desacuerdo en esta materia por la voluntad del Gobierno de derogar la reforma laboral de Mariano Rajoy y su plan para subir los impuestos, al contrario que Italia y Alemania, ha lamentado Ana Pastor, la portavoz conservadora. Dos puntos que no han impedido a los empresarios su nueva foto con Sánchez.

La encargada del área económica del PP, Elvira Rodríguez, ha anunciado que su partido mantiene 62 enmiendas vivas al documento de base elaborado por el PSOE y Podemos y ha denunciado la "falta total de interés del Gobierno de llegar a ningún tipo de acuerdo de contenido" con ellos. En este sentido, ha señalado que socialistas y morados han aceptado "enmiendas" similares a otros partidos pero no a ellos, por ejemplo en materia de temporalidad y tipologías de contratos. Del PP, se queja, solo han querido sumar al texto de conclusiones "una enmienda y media" planteada por su grupo y así, con esa falta de voluntad, ha añadido, es imposible que el partido de Pablo Casado pueda pactar un pacto de mínimos con el Ejecutivo.

La educación concertada

En políticas sociales, Pastor ha explicado que se opone al planteamiento del Gobierno sobre la escuela "que ataca a la libertad que tienen los padres para elegir" la educación que quieren para sus hijos, y ha reiterado su apuesta por la enseñanza pública y por la concertada.

Esta tarde, en la votación de las enmiendas, una etapa intermedia hasta llegar a la definitiva votación del 22 de julio, el PP ha votado en contra. En los de sanidad y la Unión Europea, se han abstenido. 

Apoyo de Ciudadanos

Las conclusiones de los cuatro grupos, no obstante, trabajadas sobre los borradores que presentaron conjuntamente PSOE y Podemos (155 diputados entre los dos), han salido adelante esta tarde de viernes gracias especialmente al apoyo activo de Ciudadanos (10), que ha respaldado todos menos el social, y el abandono de Vox (53). Como solo se necesitaban más 'síes' que 'noes' para que fueran aprobados, la retirada de los ultras ha facilitado la suma al Ejecutivo.

Gibraltar

En materia sanitaria, la diputada quiere que el Gobierno acepte una paga extraordinaria a todos los sanitarios y la creación de una oficina de atención a las víctimas del coronavirus.  Además, ha insistido en la necesidad de reformas las leyes de salud pública para poder reaccionar mejor a un posible rebrote en otoño. "Todavía no se ha cambiado nada. Estamos igual que antes", se ha quejado Pastor.

Noticias relacionadas

La posición en políticas europeas choca con las menciones a Gibraltar, que el PP propone borrar del todo si es necesario en aras del acuerdo. Tal como está ahora en el texto no se reivindica la soberanía española sobre el Peñón y solo se hace una referencia vaga a la necesidad de "negociar un acuerdo" con el Reino Unido para "impulsar una zona de prosperidad compartida". 

Según la portavoz del PSOE, Adriana Lastra, el PP ha querido vincular los dos acuerdos, de manera que iban a salir los dos o ninguno.