08 jul 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA AL 'CONSELLER' DE TERRITORI Y MILITANTE DEL PDECAT

Damià Calvet: "El nuevo partido será un hecho al margen de lo que decida el PDEcat"

"No creo que lo más importante sea dirimir las posiciones en el consell nacional o con una consulta a las bases"

"La propuesta de los presos no se debería haber llevado a votación en la dirección"

Fidel Masreal

Damià Calvet: "El nuevo partido será un hecho al margen de lo que decida el PDEcat"

-Una serie de militantes y cuadros del PDECat proponen crear una nueva fuerza política. ¿Es porque el PDECat ya no los representa?

-El 1-O lo cambia todo. El 155 lo cambia todo. Y la decisión que se toma en aquel momento es que no nos queremos presentar como PDECat, que hay que hacer una cosa más grande, transversal, ambiciosa: de aquí viene JxCat. A partir de aquí, hemos intentado organizar y estructurar JxCat, con transparencia y democracia. Quizás algunos han visto en JxCat una amenaza que había que afrontar desde las cuotas pero esta creo que es una visión que nos empequeñece. De aquí la propuesta de la comisión delegada, de aquí también el manifiesto #Junts. No porque no nos represente el PDECat, porque creemos que lo que ahora representa JxCat ha de convertirse en un partido político.

"Algunos han visto en JxCat una amenaza que había que afrontar desde las cuotas, pero esta es una visión que nos empequeñece"

-¿Me está diciendo que algunos dirigentes del PDECat quieren mantener el partido por una cuota de poder, sin haber hecho méritos?

-No, sencillamente que tienen una visión diferente y legítima a la de construir una nueva fuerza política desde una suma ambiciosa, generosa y sin complejos.

-Si no hay acuerdo, ¿usted dejará el PDECat?

-Mi disyuntiva ahora no es dejar o no la militancia en el PDECat. Mi deseo es hacer JxCat, hacer funcionar JxCat, transfomar en partido político una realidad institucional que ya existe y no solo eso, llenarla de contenido, proyectarla, hacerla grande. Y, en todo caso, poder debatir si cuando esto haya pasado, cuando toque, sigue siendo necesario mantener el PDECat.

-Cuesta ver qué diferencia de fondo, ideológica o sobre el 'procés' hay entre los dos bandos enfrentados.

-A mi también me resulta bastante incomprensible. En todo caso, entiendo lo que representa hoy JxCat como una fuerza política que se debe conectar con las grandes palancas transformadoras, como la sostenibilidad, la digitalización, la inclusividad, la radicalidad democrática y la solidaridad. Y que, en términos nacionales, esté conectada, actualice y proyecte el mandato del 1-O.

-Pero todo esto también lo defiende el PDECat, ¿no?

-El caso es que desde el 2017 no nos presentamos ante la sociedad como PDEcat. Nos presentamos como JxCat. Tenemos grupos parlamentarios, grupos municipales, eurodiputados, 'consellers', desde alcaldes y alcaldesas de municipios pequeños hasta el 'president' de la Generalitat. ¡Y JxCat no es sólo el PDECat! Por esto hay que organizar el espacio de JxCat. Para tomar decisiones democráticas respecto a este espacio.

-Entonces sería sencillo: cambiar el nombre, que de hecho ya es propiedad del PDECat.

-No, JxCat no es ni será una segunda marca del PDECat.

"Junts per Catalunya no es ni será una segunda marca del PDECat"

-¿Cree, a la vista de la discrepancia abierta y las decisiones que ha tomado, que la mayoría de la dirección del partido debería dar un paso a un lado?

-Son los asociados y las asociadas del PDECat los que han de evaluar el trabajo de la direción cuando sea el momento. Pero para mí, la propuesta de la comisión delegada [la de los 'exconsellers' presos Jordi TurullJosep Rull y Joaquim Forn, con el apoyo del 'exconseller' Lluís Puig, en favor de disolver el partido en JxCat] no se debería haber llevado a votación el viernes, porque el resultado se puede interpretar en términos negativos hacia cuatro personas que, para muchos, son unos referentes políticos. Y estoy seguro de que esta no era la intención de la dirección. Creo que lo que se debería de haber hecho es, ante la presentación de una propuesta, programar una reunión y continuar hablando al respecto.

-Queda claro que esta propuesta la defienden un número significativo de miembros del partido. ¿Hace falta una consulta interna para dirimir el resultado? Es decir, un referéndum a toda la militancia, no solo una reunión del consejo nacional.

-No creo que en estos momentos lo más importante sea dirimir las posiciones en el consejo nacional o con una consulta a las bases del PDEcat. Lo más importante es crear esta nueva fuerza política.

-¿Me está diciendo que la creación de esta nueva fuerza política será un hecho, con independencia de lo que decida la dirección del PDECat?

-Creo sinceramente que hay una mayoría de electos y cargos públicos que así lo entienden y lo reclaman, porque es necesario hacerlo, para coordinar correctamente toda la acción política de este espacio. También creo que los votantes que nos han dado su confianza no entenderían que no se haga. Y esto no puede estar supeditado solo a las decisiones de la dirección del PDECat.

-Quizás no se podrá llamar JxCat, el nuevo partido...

-La gente que nos ha dado su confianza ha votado un proyecto, no un nombre.

-¿Quiere ser el líder electoral de Junts per Catalunya?

-¡Ese es el 'president' Puigdemont!

-¿Será él el candidato?

-Yo apuesto por que él lo sea.

"Apuesto porque el 'president' Puigdemont sea el líder electoral de Junts per Catalunya"

-La práctica de los últimos años en el PDEcat ha sido la de un empequeñecimiento de nombres procedentes de Convergència en favor de los independientes, y de la vía unilateral. Esto ha incomodado internamente. ¿Qué opina?

-Que esto se soluciona escogiendo a los candidatos y candidatas mediante primarias.

-¿Qué opina de la vía unilateral?

-Que no la podemos abandonar. Y que ahora toca diálogo y negociación.