08 jul 2020

Ir a contenido

ERC azuza a Podemos contra Cs para presionar al PSOE

Vilalta interpela a Podemos por si se siente cómodo con el acercamiento del PSOE a Cs

Arremete contra Garzón por apostar por aplazar la mesa de gobiernos

Xabi Barrena

Marta Vilalta, portavoz de ERC.

Marta Vilalta, portavoz de ERC. / ACN / GUILLEM ROSET

Los gobiernos bipartitos son tremendamente útiles en la estrategia política. Nada como arremeter contra el socio mayoritario vía el azuce del 'hermano pequeño' contra algo. Y eso es lo que pretendió ayer ERC en su pulso con el PSOE, en los escarceos previos a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado. Ante el intento de Pedro Sánchez de presionar a los republicanos apostando en público por una geometría variable que le permita acercarse tanto a Ciudadanos como a ERC, la número 2 extramuros republicana, Marta Vilalta,  inquirió directamente a Unidas Podemos si «se sentirían cómodos con un pacto» con la fuerza naranja.

Reiteró Vilalta que, en cualquier caso, Esquerra Republicana no va firmar nunca un pacto presupuestario que incluya a Cs. «Son modelos territoriales, económicos y sociales opuestos», aseveró, dejando entrever que también deberían serlo para los podemistas.

No ahorró  la también secretaria adjunta del partido presiones al propio Pedro Sánchez. Así, apuntó que «las relaciones con el Gobierno de PSOE-UP están tocadas», no sólo por «su apuesta por la recentralización cuando estuvo en vigor el estado de alarma», sino también «por sus dudas sobre los aliados que desea tener».

Según Vilalta, ERC hizo «posible  una investidura»  y su partido vislumbra, ahora, «un gobierno poco ambicioso, que no da pasos valientes para liderar la agenda que tiene delante, ni ante la crisis de la covid-19, ni para resolver el conflicto entre Catalunya y el Estado español".

Indefinición de Sánchez

Esto provoca, según desarrolló, que ERC ignore ahora mismo «qué posición defiende Sánchez, si quiere mantener las mayorías progresistas y de izquierdas que hicieron posible su investidura, o desea virar hacia la derecha y buscar el apoyo de Cs».

La presión para hacer descarrilar una entente del Ejecutivo con Cs no fue el único momento en que Vilalta se acordó de Unidas Podemos. Al hilo de lo afirmado por el ministro de Consumo, Alberto Garzón, en que apostó por retrasar las reuniones de la mesa de negociación entre los gobiernos del Estado y catalán hasta después de las elecciones catalanas, la portavoz republicana replicó que  la mesa «debe volver a reunirse lo antes posible, y sólo falta que los presidentes se pongan de acuerdo en fijar la fecha».

Sobre el ministro, la republicana sentenció que su fuerza «esperaba más de UP, que estuviera comprometido con celebrar la segunda reunión lo antes posible, porque hay que fortalecer estas conversaciones y encontrar lo antes posible una salida democrática al conflicto político entre Catalunya y el Estado».

La presión de ERC para que se celebre este segundo cónclave, sin embargo es laxa en la concreción al día, pero firme en el mes. Es decir, que debe celebrarse en julio, «aunque no venga de dos días», dijo. Y es que , como ya publicó este diario, ERC entiende que la celebración de las elecciones gallegas y, sobre todo, vascas, dificultan que se produzca en la primera quincena.