08 jul 2020

Ir a contenido

Marta Pascal acusa a Torra de jugar "sucio"

La líder del PNC exige al 'president' una rectificación por acusarla de brindar "lealtad a España"

La dirección del PDECat mantiene el pulso contra el manifiesto en favor de una disolución

Fidel Masreal

La excoordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, interviene tras haber sido elegida este sábado secretaria general del nuevo Partit Nacionalista de Catalunya (PNC)

La excoordinadora general del PDeCAT, Marta Pascal, interviene tras haber sido elegida este sábado secretaria general del nuevo Partit Nacionalista de Catalunya (PNC) / EUROPA PRESS / GLORIA SANCHEZ

La secretaria general del Partit Nacionalista Català (PNC), constituido ayer en Girona, Marta Pascal, ha exigido al 'president' Quim Torra una rectificación por el tuit crítico con el que Torra dio su particular bienvenida a esta nueva formación soberanista.

El 'president', usando unas determinada interpretación del discurso político del PNC, se lamentó de que "con presos políticos y exiliados, con el derecho de autodeterminación negado, con la Generalitat vejada por el estado de alarma, proclamar la "lealtad a España" es toda una declaración de principios". 

En una entrevista en Rac-1, Pascal ha saltado en tromba contra este mensaje de Torra y ha exigido una rectificación por lo que entiende que es una tergiversación del mensaje del PNC. "Es una jugada sucia, nos quiere hacer decir algo que no hemos dicho", ha espetado. La dirigente nacionalista ha pedido a Torra que rectifique porque ha aplicado una forma de hacer política "que no se corresponde" con la de un 'president'.

Turbulencias cruzadas

El PNC ha recibido con estupor el mensaje de Torra, que se enmarca en las graves turbulencias que vive el independentismo posconvergente. Mientras el PNC se presenta en sociedad como el ala moderada centrista, el PDECat vive una tormenta interna entre los numerosos cargos locales, diputados y cuadros del partido que han firmado un manifiesto en favor de la práctica desaparición del partido en favor de Junts per Catlaunya, frente a la dirección, que mantiene un "keep calm", una posición silenciosa pero firme en defensa del mantenimiento de las siglas.

La dirección considera que la propuesta elaborada por los 'exconsellers' presos Jordi Turull, Josep Rull y Joauquim Forn es una La proposta dels presos es una refundación que conlleva la disolución, y que significa hacer con el PDECat lo que se hizo con Convergència.

La cúpula posconvergente insiste en crear Junts per Catalunya como marca pero no sin el PDECat y lamenta que los ataques internos y externos responden a una intencionalidad que va más allá de la cuestión organizativa.