07 ago 2020

Ir a contenido

ACTUACIÓN DE LOS ANTIDISTURBIOS

Herida una diputada de Vox en un mitin con incidentes en Sestao

Rocío de Meer sufre una brecha en la cabeza al ser impactada por un objeto en un acto que ha congregado a decenas de simpatizantes del partido y varios centenares de antifascistas

El Periódico

La diputada de Vox Rocio de Meer (i) durante un mitin de la campaña para las próximas elecciones vascas que se ha celebrado en Sestao y en el que ha sido objeto de lanzamientos de distintos objetos por parte de grupos antifascistas, lo que le ha causado una brecha en la cabeza.

La diputada de Vox Rocio de Meer (i) durante un mitin de la campaña para las próximas elecciones vascas que se ha celebrado en Sestao y en el que ha sido objeto de lanzamientos de distintos objetos por parte de grupos antifascistas, lo que le ha causado una brecha en la cabeza. / MIGUEL TONA (EFE)

El presidente de Vox, Santiago Abascal, intervino la tarde del viernes en un mitin electoral en Sestao (Vizcaya) que se desarrolló entre cargas de los agentes antidisturbios de la Ertzaintza en respuesta a los lanzamientos de distintos objetos por parte de grupos de radicales, uno de los cuales causó una brecha en la cabeza a la diputada de este partido Rocío de Meer.

El acto electoral se inició a las 19.45 horas, un cuarto de hora antes de lo previsto, en la plaza de san Pedro, protegida con un amplio despliegue policial integrado por alrededor de un centenar de agentes antidisturbios, según la agencia Efe.

La presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, condenó en las redes sociales la agresión a la diputada.

Grupos antifascistas

Varios centenares de personas, convocadas por grupos antifascistas a través de las redes sociales, se concentraron el viernes en el entorno de la plaza para protestar por la presencia del líder de Vox, y algunas de ellas lanzaron botes de humo, piedras y botellas, entre otros objetos, lo que desencadenó las cargas policiales, que se extendieron por las calles próximas al lugar del mitin.

Los incidentes se prolongaron una vez concluido el acto, que congregó a medio centenar de simpatizantes de Vox.

Casi una hora en la plaza

Abascal, junto al candidato por Bizkaia, Nico Gutiérrez, y los simpatizantes de la formación permanecieron en la plaza cerca de una hora, mientras los agentes de la Ertzaintza fueron alejando de la zona de salida a los manifestantes, que no cesaron de insultar a los miembros de Vox.

Sobre las nueva de la noche, los miembros de la formación ultra abandonaron la plaza de san Pedro y fuertemente escoltados por la Ertzaintza se dirigieron hasta un aparcamiento situado junto a la comisaría de la policía vasca en la localidad vizcaína, desde donde salieron en sus coches, cerca de las 22.00 horas.

Insultos desde la calle y los balcones

En el recorrido a pie desde la plaza hasta el aparcamiento, que se prolongó durante algo más de diez minutos y en el que hubo momentos de tensión entre manifestantes y ertzainas, los cargos y simpatizantes de Vox recibieron insultos desde la calle y los balcones, a los que respondieron con gritos de “libertad”.

Abascal, que comenzó su discurso entre los gritos de los manifestantes, algunos de los cuales mostraron pancartas de apoyo a los presos de ETA, agradeció “la valentía” de los simpatizantes que se acercaron a la plaza.

Responsabiliza a Urkullu de "cualquier agresión"

También dio las gracias a los que no han podido pasar por “el cordón policial que el departamento de Seguridad ha utilizado para que no entremos y para mantener cerca a los que nos están amenazando”, y responsabilizó al lehendakari, Íñigo Urkullu (PNV), “de cualquier agresión, de cualquier amenaza, de cualquier herida que pueda recibir cualquiera de las personas que están aquí presentes”.

Abascal se dirigió a los manifestantes para acusarles de ser “los hijos de los que han acabado con la vida de miles de vascos” y cargó contra el departamento de Seguridad y el PNV por haber permitido “esta manifestación ilegal que debería haber sido disuelta inmediatamente”.

Abascal en el mitin de Sestao / efe

"Canallas. Mafiosos. Maleantes"

Negó que el acto celebrado fuera “una provocación” y aseguró que Vox fue a Sestao a ejercer sus derechos políticos, "a decir que tenemos libertad y que solo nos la podéis arrancar a tiros, que es la única manera de que podéis acabar con España. Canallas. Mafiosos. Maleantes”.

“Solo ejercemos un derecho. Y estaría bien que sepáis, para siempre, que allí donde haya un solo español que confíe en Vox, allí estará Vox para representarle y para no dejarle solo. Y lo vamos a hacer y sin pedir permiso y sin pedir perdón a los maleantes y a los proetarras”, aseguró Abascal entre los gritos e insultos de los manifestantes.