12 jul 2020

Ir a contenido

nueva normalidad

El Gobierno espera que el "cambio de posición" de Casado no sea por el 12-J

Montero se muestra cauta ante el acercamiento del PP, que apoyó el decreto de nueva normalidad

La ministra considera que ha llegado a esa posición tras una "reflexión profunda" de su líder

Pilar Santos

El Gobierno espera que el "cambio de posición" de Casado no sea por el 12-J

DAVID CASTRO

El PP apoyó el jueves en el Congreso el decreto de nueva normalidad, que debe regir la vida de los españoles hasta que se encuentre una vacuna o una terapia eficaz contra el coronavirus. También en la comisión de reconstrucción, los dirigentes populares están en conversaciones con el PSOE para poder llegar a acuerdos, especialmente en materia sanitaria. El Gobierno da la bienvenida a ese "cambio de posición" de Pablo Casado, aunque teme que sea porque quiere moderar la posición de su partido antes de las elecciones gallegas y vascas del 12 de julio.

La ministra portavoz y titular de Hacienda, María Jesús Montero, ha celebrado en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros ese acercamiento y espera que sea fruto de una "reflexión profunda" y no responda al paréntesis electoral. "Bienvenido a este acuerdo, ojalá tenga continuidad, especialmente en una materia en la que el Gobierno tiene los cinco sentidos como es la ayuda europea", ha señalado Montero. La ministra se refería a las condiciones que Casado cree que Bruselas debe imponer a España para acceder al fondo de 750.000 millones de euros de la Unión Europea. El Ejecutivo lleva días pidiéndole que deje de reclamar esa condicionalidad y de dar la impresión de que España necesita a unos "hombres de negro" para que las ayudas no se despilfarren.   

La portavoz de la Moncloa ha dicho que su Gobierno quiere pactar con la "derecha moderada". Ante la pregunta de si Pedro Sánchez va a telefonear a Casado para reunirse en los próximos días, ahora que la comisión de reconstrucción está ya en la fase de conclusiones, ha insistido en que "no depende de descolgar el teléfono sino de la reflexión profunda" sobre qué quiere el PP en los próximos años. En su opinión, tanto Sánchez como el resto de miembros del Ejecutivo están "cien por cien disponibles" para reunirse o contactar telefónicamente con el principal partido de la oposición para que los acuerdos puedan progresar.