08 jul 2020

Ir a contenido

PRECAMPAÑA GALLEGA

Casado: "El Gobierno ha descuidado la salud de los españoles"

Vuelve a pedir saber "la verdad" sobre el número de muertos por coronavirus en un mitin con Feijóo

El acto electoral muestra el diferente estilo político de los dos dirigentes conservadores

Pilar Santos

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con el líder del PP, Pablo Casado, en el mitin de este sábado en Santiago de Compostela. 

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con el líder del PP, Pablo Casado, en el mitin de este sábado en Santiago de Compostela.  / ÁLVARO BALLESTEROS / EUROPA PRESS

Sin tregua, el PP lanzó este domingo la precampaña de las elecciones gallegas con un mitin en Santiago de Compostela y Pablo Casado mantuvo su espalda en alto pese a la petición de unidad que le lanzó la víspera Pedro Sánchez. El líder de los populares exigió sabe “la verdad” sobre el número de muertos por el coronavirus y cargó contra el Gobierno. "Ha descuidado la salud de los españoles, la prosperidad de los españoles y, ahora, me temo que está descuidando las recetas eficaces para salir de la crisis cuanto antes", se quejó. 

En el primer mitin de la “nueva normalidad”, esto es, con distancia entre los asistentes, mascarillas y conexiones telemáticas con los dirigentes provinciales, se vieron las dos almas del PP, esas que Casado dice que no existen. En una pequeña tarima en una finca en las afueras de Santiago, el presidente del partido y el de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo,  escenificaron su diferente manera de entender la política.

Primero había tomado la palabra el candidato, que se presenta a la reelección después de gobernar Galicia con tres mayorías absolutas y la forma y el fondo fueron muy distintos. Para adelantarse a las suspicacias, constantes desde que decidió no presentarse a la sucesión de Mariano Rajoy, Feijóo afirmó ante su jefe de filas que su compromiso es solo con Galicia. Que quiere volver a ganar para mejorar la vida de los gallegos, nada más. Aunque fue muy comentado su lapsus cuando presentó a Casado: "Estoy convencido de que será el presidente del Gobierno de España más tarde que pronto... O más pronto que tarde". Tiene gracia, aunque es probable que al líder del PP no le hiciera ninguna.  

El elector desencantado con el PSOE

El discurso de Feijóo estuvo envuelto en su habitual tono moderado. Quiere reconquistar al electorado conservador y también al desencantado del PSOE, así que mantiene un argumentario de centro. Juega con ventaja, señalan en Génova, porque Vox, en Galicia, pinta poco, al menos por ahora, así que no se ve tentado a dejarse arrastrar por el populismo ultra.

El político gallego pidió a sus compañeros que no cedan ante "las provocaciones" y muestren "tolerancia con los pensamientos distintos". Respecto a su gestión en estos meses "negros" de pandemia, aseguró que, en las Conferencias de Presidentes que Sánchez ha convocado cada domingo, él pensaba en cómo "ayudar" para que "España fuera mejor y saliera antes de la crisis".