RECUPERACIÓN DE COMPETENCIAS

El Govern regulará "una nueva etapa" cuando toda Catalunya pase a fase 3

Budó anuncia que la Generalitat impulsará medidas propias pese a que el estado de alarma seguirá vigente

El Executiu condena la actuación "xenófoba y racista" de algunos mossos, pero no clara si habrá cambios

Peluqueras atendiendo a sus clientas, en el barrio del Raval de Barcelona.

Peluqueras atendiendo a sus clientas, en el barrio del Raval de Barcelona. / MARTA PÉREZ/EFE

2
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

La portavoz del GovernMeritxell Budó, ha anunciado este martes que la Generalitat, una vez recupere las competencias al pasar toda Catalunya a la fase 3, regulará la 'nueva normalidad' con un plan propio. La Generalitat pidió formalmente al Gobierno que Barcelona y Lleida adquieran esta categoría el jueves. Budó ha deslizado que el Ejecutivo catalán abrirá una "nueva etapa" con medidas propias basadas en los planes sectoriales de los distintos departamentos antes de que finalice el estado de alarma, el día 21 de junio. "En fase 3 estaremos el mínimo imprescindible para hacer el trámite hacia la nueva etapa", ha puntualizado, un plazo que ha situado "entre unas horas y un día".

Pese a las reticencias iniciales a las prisas por cambiar de fase, ahora el Govern quiere apresurarse en subir al siguiente renglón de la desescalada: "Entendemos que no nos hace falta estar más tiempo del estrictamente necesario para pasar a una nueva etapa que nos permita regular esta fase de emergencia con todas las competencias desde el Govern", ha espetado la 'consellera' tras la reunión del Consell Executiu. Ha ejemplificado que el Govern impulsará medidas para preservar la distancia social, el uso de las mascarillas, las medidas de higiene, o las medidas de protección de los más vulnerables, y una de ellas será que aquel que tenga síntomas estará obligado a aislarse y a comunicar a las autoridades sanitarias sus síntomas. 

Complementos salariales

Por otro lado, el Consell Executiu ha aprobado un decreto ley que contempla un complemento salarial para los trabajadores sanitarios del 1 de marzo al 31 de mayo de entre 350 euros y 1.350 euros. A los que hayan estado de baja enfermos de covid-19 les contarán los días como trabajo efectivo. Asimismo, los trabajadores de residencias públicas de ancianos y de personas con discapacidad en las mismas fechas recibirán un plus de 900 euros los que hayan ejercido atención primaria. Los que no hayan realizado tareas de atención directa recibirán 500 euros.

Noticias relacionadas

Budó ha sorteado las críticas del infectólogo del Hospital Can Ruti, Oriol Mitjà, asesor del Govern, que ha criticado en una entrevista en RAC-1 que ni la Generalitat ni el Gobierno se han dejado "ayudar por los expertos", y ha revelado que ha rechazado un cargo que el Executiu le ofreció, sin revelar si pudiera ser la secretaría de Salud Pública, vacante desde la dimisión de Joan Guix hace unas semanas. "En el Govern siempre hemos tomado todas las decisiones en referencia a esta crisis teniendo en cuenta criterios científicos, médicos y epidemiólogos, asesorados por expertos. No quiero entrar en ningún conflicto, mando un agradecimiento sincero", ha replicado.

En cuanto a los casos de racismo en los Mossos d'Esquadra, la 'consellera' ha defendido que el Govern "denuncia estos hechos deplorables y vergonzosos que dañan gravemente la imagen de los Mossos", unas actuaciones que ha tachado de "xenófobas y racistas", y ha llamado a "depurar estas actitudes y actuaciones que no se corresponden con una policía democrática". Sin embargo, no ha aclarado si habrá cambios en el cuerpo policial. ERC ha exigido en un comunicado cambios estructurales porque ve insuficiente que los agentes hayan sido trasladados de zona, y JxCat ha pedido al titular de Interior firmeza contra estas actitudes. Según Budó, no han abordado este asunto en la reunión porque el 'conseller' estaba declarando ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) por el escolta del 'expresident' Carles Puigdemont.