01 dic 2020

Ir a contenido

EL ESCENARIO POLÍTICO

PSOE y PP blindarán de nuevo en el Congreso a Juan Carlos I

El nacionalismo y partidos de izquierdas insisten en fiscalizar al Rey emérito por el AVE a La Meca

Los socialistas se apoyan en los letrados y en la investigación judicial abierta para oponerse

El Periódico

El rey emérito Juan Carlos I, en la plaza de toros de Aranjuez, en junio del 2019. 

El rey emérito Juan Carlos I, en la plaza de toros de Aranjuez, en junio del 2019.  / ISMAEL HERRERO (EFE)

El PSOE y el PP, que suman 208 escaños en el Congreso y tienen mayoría en la Mesa de la Cámara, impedirán de nuevo que prospere  la creación de una comisión de investigación sobre las "presuntas ilegalidades" cometidas por "miembros de la Casa Real", y en particular por el anterior Rey, Juan Carlos I. La petición en ese sentido registrada este martes por fuerzas independentistas y partidos de izquierdas topará con el argumento tradicional de socialistas y populares: que el poder legislativo no puede investigar a la Jefatura del Estado, y que así lo certifican los letrados del Congreso.

Socialistas y populares responderán así a la iniciativa de ERC, JxCat, PNV, EH Bildu, la CUP, Compromís y BNG, que solicitaron por última vez en abril una investigación sobre Juan Carlos, que tampoco prosperó. La petición que presentaron este martes está "actualizada" tras conocerse, el lunes, que la Fiscalía del Tribunal Supremo investigará el presunto pago de comisiones en la construcción del AVE a La Meca, al comprobar que una de las personas que podrían estar involucradas en los hechos sería el Rey emérito.

La Fiscalía entra en juego

La Fiscalía del Tribunal Supremo asume ahora la tarea de "delimitar o descartar" la relevancia penal de los hechos ocurridos desde junio del 2014, cuando Juan Carlos dejó de ser jefe del Estado y, con ello, perdió la inviolabilidad que le reconoce la Constitución, informó el ministerio público. Eso abriría la puerta, por tanto, a abrir una investigación bajo el pretexto de estudiar los hechos sucedidos una vez dejó de ser el jefe del Estado, informa Efe.

Unidas Podemos consideró en abril que en plena crisis del covid-19 no era el momento de conformar esa comisión, aunque votó a favor de tramitarla. En esta ocasión, el grupo promueve una propuesta de comisión de investigación sobre el rey Juan Carlos alternativa a la registrada por ERC, PNV y JxCat, entre otros partidos, con un diseño jurídico distinto al de ellos "para que tenga una mayor probabilidad de ser aprobada en la Mesa del Congreso". Buscarán el apoyo incluso del PSOE, según afirmó este martes el portavoz adjunto de En Comú Podem, Gerardo Pisarello, aunque según las fuentes consultadas no hay opción de que los socialistas –que aducen además que ahora hay una investigación judicial en marcha y no se debe interferir en ella– apoyen la comisión.

Discrepancias pactadas entre Sánchez e Iglesias

En cualquier caso, estas discrepancias entre el PSOE y su socio no serán un motivo de crisis dentro de la coalición, porque el presidente Pedro Sánchez y el líder de Podemos, Pablo Iglesias, pactaron específicamente antes de la investidura que los dos partidos podrían discrepar en los asuntos concernientes a la Monarquía, informa Juan Ruiz Sierra.

La nueva petición recoge que la Fiscalía Anticorrupción "habría detectado indicios de presuntos delitos con la presunta implicación del Rey emérito y relacionados con blanqueo de capitales, cobros de comisiones y fraude fiscal en la contratación de la segunda fase de la construcción de la línea de ferrocarril de AVE que une las ciudades de Medina y La Meca, en Arabia Saudí".

Presiones a Corinna Larsen

El texto de los grupos hace referencia además a las declaraciones de Corinna Larsen en las que asegura que "habría recibido presiones e incluso amenazas graves por parte de los servicios secretos del Estado y la Casa Real, supuestamente para confiscar documentación comprometedora para el Rey emérito". 

Subraya también que la propia Corinna Larsen apunta que el actual monarca, Felipe VI, conoce "la campaña de acoso, difamación y persecución contra su persona y su familia"

La Mesa del Congreso ya rechazó este martes una petición de la CUP para que Juan Carlos comparezca en la Cámara. PSOE, PP y Vox se opusieron, mientras que Unidas Podemos se expresó a favor. El criterio es el habitual: el rey es inviolable con "efectos jurídicos permanentes" por lo que hiciera durante su reinado.